7 cosas que necesitarás como profesor/a de ELE

¿ podrías ser profesor de español…? ¿Qué se necesita….? Aquí lo que nos han contado 7 "expertos" — entre ellos tutoras en nuestros cursos de formación:

NuriaReflexión
Porque reflexionar sobre lo que pasa en clase me ayuda a mejorar. Porque reflexionar sobre mi labor docente me ayuda a mejorar. Porque reflexionar sobre el aprendizaje de mis alumnos me ayuda a mejorar. Y si mejoro, mis alumnos mejorarán conmigo…

Núria, tutora

SusanaEmpatía
Porque si eres incapaz de ponerte en el lugar del otro, nunca podrás ayudarle. Por ejemplo, a la hora de corregir: te has de interesar más por el estudiante, por su vida, por lo que dice… que por los errores que cometa…

Susana, tutora

AnnaDisfrutar enseñando y aprendiendo
Porque cuando disfrutamos nos motivamos y motivados disfrutamos más, es un círculo y es contagioso. Disfruto buscando la manera de transmitirles conceptos, cuando entienden algo que les resultaba difícil y dicen ese “ahhhhhhhhhhhh”, cuando aprendo con sus vidas, cuando me llevan de viaje por el mundo sin moverme del aula…

Anna, tutora

XaviCuriosidad
Por las personas que se sientan en la clase y que vienen cargados de experiencias, de ideas, de historias… Curiosidad por conocer otros países, otras culturas, otras formas de vivir… Curiosidad por lo que pasa en el mundo, porque una lengua es una forma de entender lo que hay ahí fuera. Curiosidad por el idioma, por las palabras, por la didáctica… Curiosidad por tu propia cultura y la sociedad en la que vives para poder llevarles a los estudiantes pedazos que satisfagan y enciendan su propia hambre de conocimiento. Curiosidad por lo que pasa en la clase de al lado, porque no hay mejor maestro que un compañero…

Xavi, profesor de español (¡y de catalán!)

TomGanas de continuar aprendiendo a enseñar
Es un proceso que solo acaba (o solo debería acabar…) el día que te jubiles (a mí me faltan unos 10 años). El día que no tengas nada que descubrir sobre cómo llegar a hacer mejor tu trabajo como profe, déjalo y dedícate a otra profesión…

Tom, ex-profesor de inglés reciclado a profesor de informática

IsabelPasión por la asignatura
Un buen profesor no se limita jamás a leer lo que ponga en el libro o lo que diga en su PowerPoint. Le encanta estar allí, haciendo eso, con esos alumnos

Isabel, estudiante de 5 idiomas

Una sonrisa para tus alumnosUna sonrisa para tus alumnos
Por muy mal día que tengas, hay que entrar en el aula con una sonrisa y dejar lo demás fuera de ese espacio tuyo y de tus alumnos. Una sonrisa siempre anima a tus alumnos a participar y les hace sentir más a gusto

Marina (en la foto, junto con sus compañeros de curso, el último día de nuestro curso de formación inicial; ver también el primer comentario)

¿Se te ocurre algo más? Dínoslo en los comentarios…

¿Qué haces el primer día de clase?

Una actividad frecuente para el primer día de clase es pedir a los estudiantes que se hagan preguntas para que se conozcan. Esta actividad la podemos plantear de diferentes formas: pedir que averigüen todo lo posible sobre un compañero o dar unas pautas para que formulen determinadas preguntas que al mismo tiempo nos permitan saber cuáles son sus conocimientos del idioma.

Gracias a una compañera de la escuela, descubrí estas dos fantásticas ideas:

Tres informaciones
Después de hablar con otro estudiante, los estudiantes escriben en un papel tres informaciones que les han parecido interesantes sobre el compañero. La actividad se repite un par de veces con compañeros diferentes. Al final se le da al estudiante el papel con las informaciones que han escrito sobre él y comprueba si sus compañeros han comprendido correctamente todo lo que ha explicado. Es muy interesante ver, además, en qué se han fijado los demás.

Preguntas para el profe
El profesor pregunta qué quieren saber los estudiantes sobre él y anota las diferentes preguntas en la pizarra. En lugar de contestarlas, entrega a los estudiantes un texto que ha escrito previamente sobre sí mismo para que busquen las respuestas. Después, contesta las preguntas para las que no había información en el texto y pide a los estudiantes que escriban un texto de presentación similar al suyo.

¿Qué haces el primer día de clase? Explícanoslo…

Juego: Adivinar el futuro

Otra actividad que nos ha explicado nuestra compañera Susana Ortiz, con los estudiantes divididos en dos grupos, A y B.

Los alumnos del grupo A tienen que hacer una lista de "preguntas que me hago sobre mi futuro". Por ejemplo:

  • ¿Con quién me voy a casar y cómo le voy a conocer…?
  • ¿Cuántos hijos voy a tener…?
  • ¿Algún día seré rico…?
  • ¿Conoceré mi media naranja aquí en España…?
  • ¿Por qué le caigo mal a mi jefe…?

Mientras tanto, el grupo B tiene que hacer una serie de listas, con 4 o 5 ítems en cada lista:

  • Adjetivos (enorme, feliz, guapo/a, pelirrojo/a…)
  • Números pequeños a partir de cero (uno, dos, cuatro, cinco…)
  • Nombres de lugares (Barcelona, el bar de la escuela, la playa, Berlín…)
  • Años a partir del presente (2012, 2015, 2019, 2045…)
  • Verbos, o frases verbales (bailar, navegar, esquiar, tirarse en paracaídas…)

Cuando cada grupo esté preparado, cada alumno del grupo A tiene que hacer sus preguntas a una o más personas del grupo B, que le tiene que contestar, adivinándole su futuro e improvisando a partir de las "respuestas" que tiene delante en sus listas preparadas.

Los resultados suelen ser muy divertidos…

Ver también
Otras actividades que nos ha propuesto Susana

Profesión difícil, warmer fácil

Profesiones difíciles

"A ver: profesiones difíciles" –nos preguntó nuestra compañera Susana Ortiz esta mañana, mientras buscaba un warmer para la primera clase.

"¡Profe de español!" –le respondimos inmediatamente.

La lista que pretendía llevar a clase no llegó a ser muy larga (ver foto); ¿iban a entender los estudiantes esos limpiacristales que se cuelgan de los rascacielos?

"¡Ya sé! Que hagan ellos la lista."

Y ya tenía su warmer…

Cómo sacar partido del inglés (y otros idiomas)

Adjetivos para describir ciudades

Nuestra compañera Susana Ortiz preparaba su clase de principiantes/elemental. Era con Aula 1 y se trataba de describir lugares utilizando el verbo ser y adjetivos.

"A ver –dijo–. Necesito adjetivos para escribir ciudades." Cuando ya tenía unos cuantos (ver foto), preguntó: "¿Cómo se dicen en inglés?"

"Mi inglés –nos explica Susana– no es ni bueno ni malo: ¡No tengo!" Pero saber cómo se dice algo en inglés, si se parece o no a su traducción en castellano, le ayuda a prever qué palabras pueden costarles más a sus estudiantes a la hora de presentar vocabulario nuevo.

"Con principiantes, a veces también utilizo el inglés para motivarles," nos comentó otro compañero (no recuerdo quién): "Hay bastantes palabras que se parecen –y en francés e italiano ocurre lo mismo– y saber eso es saber que ya tienes más vocabulario de lo que te imaginas al principio."