Kahoot: hacer más atractivas las tareas más áridas

La felicidad no consiste en hacer lo que quieres, sino en querer lo que haces

Seguro que todos habéis oído alguna vez la frase "la felicidad no consiste en hacer lo que quieres, sino en querer lo que haces" o alguna similar. He estado rastreando la fuente en Internet, pero no he sacado nada en claro, sino que he encontrado diferentes atribuciones: a Sartre, a Alain… Si sabéis de dónde viene, escribidnos un comentario.

No sé si realmente es una clave de la felicidad, pero sí me parece que esta sentencia ilustra la actitud con la que hay que afrontar las clases de idioma. Hemos hablado muchas veces de la motivación, pero es sin duda la piedra angular del aprendizaje, y precisamente consiste en querer hacer lo que estás haciendo. El aprendizaje es difícil y requiere tiempo y esfuerzo, también lo hemos dicho en otras ocasiones. Todos queremos el resultado, hablar otro idioma; pero muchas veces no queremos pasar por las etapas necesarias para llegar hasta él o se nos hacen pesadas. Ahí es donde el profesor lleva a cabo una labor fundamental, a mi entender: conseguir que las tareas más áridas del aprendizaje resulten más atractivas para los estudiantes para que disfruten haciéndolas y quieran también hacerlas.

Hay una aplicación que puede ayudarnos en este trabajo. Se trata de kahoot. Con kahoot podemos confeccionar cuestionarios dándoles el formato de una competición. Los estudiantes descargan la aplicación en sus teléfonos o juegan desde esta página introduciendo el código del juego y marcan la respuesta correcta, como si estuvieran compitiendo en un concurso.

Para que lo veáis en acción:

Podemos modificar el tiempo que tienen para contestar, cambiar el número de opciones, añadir imágenes para ilustrar o como parte de la pregunta y enlazar vídeos de YouTube.

Además de concursos, también podemos proponer discusiones o hacer encuestas, por lo que nos puede servir también para que los estudiantes tomen conciencia de su propio aprendizaje, etc.

Como siempre, cuanto más hagan ellos más aprenden, así que es más interesante que sean los propios estudiantes los que confeccionen las preguntas para sus compañeros o para otra clase.

Gracias a kahoot podemos hacer que actividades menos motivadoras como el repaso de vocabulario o de aspectos gramaticales sea más divertido.

Crear un kahoot

No tiene una versión en castellano, pero es muy intuitivo, como podéis ver en la imagen.

Ver también (en inglés):

Os animamos a probarlo.

Logo 30 años formando profesores30 años en 30 citas, #14
Para celebrar los primeros 30 años de IH Barcelona como centro de Formación ELE, vamos publicando cada semana una cita o frase de las que nos han ayudado a formarnos como profesores.

Dibujar en un minuto, estilo Pictionary


Bailar, estilo Pictionary

Todo el mundo conoce el juego Pictionary, ¿verdad? Lo hemos mencionado varias veces aquí en el blog: Pictionary en cadena y para hacer la compra.

Hemos propuesto también bastantes actividades que implican dibujar algo. Después de lo que Xaxi propuso hace 15 días, una amiga me dijo "¡Pero no puedes pedir a los alumnos que hagan tiras cómicas, no saben!"

En la imagen, un garabato mío que hice en quizás 20 segundos cuando preparaba esa entrada. Tiene los brazos demasiado cortos, por no hablar del pelo que tiene y el hecho de que no tiene ni rastro de cara. Pero si, con un dibujo tan malo, luego tenemos que adivinar qué demonios es, si eso nos da una pequeña actividad de expresión oral, la calidad del dibujo realmente no tiene mayor importancia.

En clase, os recomiendo eso: poner un límite muy apurado para cualquier actividad de "dibujo", por ejemplo 30 segundos, marcados con el reloj de un móvil: por muy mal que dibujen tus alumnos, ¡no les dará corte hacerlo si luego tienen la "excusa" de que lo tuvieron que hacer a contrarreloj! 😉

Es una idea muy sencilla pero funciona: no tienen tiempo para decir (¡ni pensar!) "Yo no sé dibujar".

Dibujar (y, sí, reírnos de lo que hemos dibujado como nos reímos cuando jugamos a Pictionary) también nos ayuda a conseguir algo muy importante que comentaba Xavi, nos ayuda a:

Hacer todo ese trabajo más ameno y placentero

¿Aprenderíamos más y mejor si todas nuestras clases fueran tan divertidas como jugar a Pictionary?

Haciendo boca con la lista de la compra de la semana

 

Pictionary, La compra de la semana 1

La semana pasada Xavi nos hablaba de actividades motivadoras y significativas. Aquí un ejemplo de la clase de nuestra compañera Susana Ortiz, que trabajaba el léxico de la comida (alimentos, formato de presentación — paquete, lata, botella — los precios, etcétera) en una clase de A2.

Después de un Pictionary de "todo el léxico que ya sabían" (ver imagen, arriba), Susana les pidió que — en grupos de tres — hicieran la lista de la compra de la semana (ver la segunda imagen, abajo).

Pictionary, La compra de la semana 2

Tuvieron que negociar y ponerse de acuerdo (¡como buenos compañeros de piso 😉 !) y estimar el precio total. Luego, en el descanso, bajaron al supermercado para comprobarlo.

Susana nos comenta que luego el total les pareció excesivo y la actividad dio mucho de sí: hubo que recortar el presupuesto, eliminando algunos de los productos de la lista, y cambiando lo que ya tenían en mente para comer durante la semana.

Hablaron de comida, platos fáciles para preparar, etcétera y, haciendo boca, acordaron hacer un pícnic el viernes en el Parque de la Ciudadela.

Continuará…

Actividades para Sant Jordi (23 de abril)

La leyenda de Sant Jordi

La leyenda de Sant Jordi | Imagen: Xapo

Para los que dais clase en Barcelona (y por qué no, en otros lugares), el jueves 23 es Sant Jordi. Es un día importante en la vida de la ciudad y os proponemos algunas de las actividades que ya hemos publicado que se adaptan bien si queréis hacer algo especial.

Y, si os gusta la idea de crear poemas en clase, también tenéis esta otra entrada en nuestro blog de tecnología (contenidos en inglés) que genera un producto final curioso:

Gamificación con cartas y manzanas y un poquito de miel

Hoy os proponemos dos juegos de cartas que pueden dar buen resultado en la clase de español.

Y, además, aprovecho para proponer la cita de esta semana, un fragmento del prólogo de El conde Lucanor en el que Don Juan Manuel dice:

los médicos mezclan con aquella medicina con que quieren curar el hígado, azúcar o miel o alguna cosa dulce

Creo que al diseñar nuestras clases debemos tener siempre esto en cuenta: nuestros alumnos aprenderán más si se divierten. No es nada nuevo y, como veis, en el siglo XIV ya lo tenían muy claro, pero siempre está bien recordarlo y cuando pensamos en una actividad tenemos que plantearnos si resultará atractiva para los estudiantes, distraída, interesante, motivadora…¿Podemos enseñar lo mismo de una forma más divertida?

¿Cómo podemos hacerlo? Pues añadiendo esas cosas dulces como el azúcar o la miel: elementos lúdicos (ahora está muy de moda hablar de ludificación o gamificación — aunque los profesores de lenguas extranjeros llevamos "gamificando" nuestras clases años — y podéis encontrar muchas ideas en la red sobre cómo hacerlo, por ejemplo aquí en nuestro blog, en las entradas sobre "Juegos"), promoviendo la creatividad, la participación (en todo el proceso) y el trabajo en equipo.

Así que vamos con las propuestas.

El primer juego se llama "Cards against humanity" o "Cartas contra la humanidad". Se trata de un juego de cartas en el que los jugadores tienen 10 cartas blancas de respuesta. Por turnos cada jugador desempeña el papel de zar y lee una carta negra de pregunta. Las preguntas son cosas como: ¿Quién se ha comido todas las galletas?, ¿Qué me han estado ocultando mis padres?, La vida era difícil para los cavernícolas antes de….

Cada jugador elige la respuesta que cree que es más divertida de entre sus cartas blancas. El zar las lee y elige su favorita y explica por qué. Ese jugador consigue un punto. Al final de la ronda, el jugador con más puntos gana. Las cartas blancas suelen ser una frase nominal o un infinitivo. Algunos ejemplos: Los Simpsons, Comer sandía, Los empollones, Un buen salchichón…

El nombre del juego alude a los "crímenes contra la humanidad" por el (¡atención!) contenido políticamente incorrecto de las cartas, así que para evitar conflictos tenemos una excusa perfecta para que sean los propios estudiantes los que diseñen las cartas con las que se va a jugar.

En el enlace podéis echar un vistazo al juego en español (se puede descargar gratis gracias a una licencia de Creative Commons) para ver cómo son las cartas, pero insisto en que para nuestra clase debemos preparar nuestras propias tarjetas. Aquí tenéis los moldes para las cartas blancas y negras (pero a que también encontrarás fácilmente papel para reciclar, ¿verdad?)

Juego de cartas

Mecánica básico del juego Apples to Apples: ya que se acerca Sant Jordi, ¿qué tal un juego de cartas del amor? Ver también los comentarios.

El segundo es una versión más amable del primero y se llama Apples to apples” (entrada de Wikipedia, en inglés) "Manzanas con manzanas". La idea es muy similar: un jugador, el juez, coge una carta verde que contiene un adjetivo, cada jugador elige una carta roja (tienen nombres de personajes famosas, colectivos, etc.) de su mano que cree que es la que mejor casa con la verde, después cada jugador explica por qué cree que la suya es la mejor combinación y el juez decide la ganadora. Después un nuevo jugador adopta el papel de juez y cuando se termina la ronda gana quien más puntos tenga.

Aquí también os proponemos que sean los alumnos los que han de hacer las cartas.

Y ¡a divertirse!

Ver también:

Logo 30 años formando profesores30 años en 30 citas
Para celebrar los primeros 30 años de IH Barcelona como centro de Formación ELE, vamos publicando cada semana una cita o frase — célebre o no — de las que nos han ayudado a formarnos como profesores.