Los mapas conceptuales para aprender el vocabulario

Esta semana llegó a mis manos una fotografía del cartel que Ernesto Giménez Caballero hizo para ilustrar el panorama de la poesía española de principios del siglo XX y, al verlo, pensé inmediatamente en las sketchnotes de las que habló Tom hace unos días.

Por otro lado, pensando en las actividades para trabajar el vocabulario, me he dado cuenta de que en los casi 10 años que llevamos con este blog, si no me equivoco, no hemos dedicado todavía una entrada a una de las actividades que mejor funcionan para aprender y memorizar el vocabulario que son los mapas conceptuales.

Muy probablemente, no es casual que haya pensado en las dos cosas esta semana, ya que si miráis el cartel veréis que se parece mucho a un mapa conceptual también. Y este parecido, casi de hermanos, me ha traído a la memoria otra cita del poeta Pedro Salinas sobre el vocabulario y que habla de:

La fraternidad misteriosa que crea el hecho de llamar desde niños las mismas cosas con los mismos nombres

Cuando les enseñamos palabras nuevas a nuestros estudiantes les estamos permitiendo entrar en esa comunidad de hablantes y, aunque las hayan aprendido de adultos, compartir ese sentimiento de fraternidad.

Los mapas conceptuales, a su vez, muestran las relaciones de fraternidad entre las palabras.

Todo esto me ha hecho pensar en la propuesta de hoy. Crear un mapa del universo conceptual de nuestra clase /curso /semana /unidad (vosotros ponéis el límite que queráis). Si tenéis pizarra digital la podéis utilizar para hacerlo. También podéis usar alguna aplicación como Prezi. O empapelar las paredes de la clase de cartulinas y cintas de colores.

O aquí el que comenzó a hacer Tom en mindmup.com después de su sesión de TICs de esta mañana:

Mapa conceptual de los TICs
Mapa conceptual de las TICs para los profesores de ELE (continuará…)

La idea es que a partir de una palabra los estudiantes generen asociaciones a lo largo del tiempo que hayáis decidido con nuevas palabras que vayan aprendiendo, con ejemplos o colocaciones en las que la han usado / encontrado, con ideas afines o contrarias, etc. Si además añadís dibujos hechos por los propios estudiantes ilustrar alguna palabra, un ejemplo, etc. el resultado puede ser espectacular.

Estoy seguro de que la mayoría de los profesores usamos mapas conceptuales en clase. Os animo a compartir con todos nosotros cómo los usáis en vuestra clase, porque seguro que hay ideas muy útiles y originales.

Logo 30 años formando profesores30 años en 30 citas, #18
Para celebrar los primeros 30 años de IH Barcelona como centro de Formación ELE, vamos publicando cada semana una cita o frase de las que nos han ayudado a formarnos como profesores.

Video viral del medioambiente chino en Wordle

Texto de El Pais

En la imagen, nuestro ejemplo utiliza parte de un artículo de El País del día de hoy…

En un post anterior Tom nos hablaba de Wordle y de su utilidad para generar imágenes con las que decorar un blog o presentar una lluvia de ideas.

Hoy recuperamos este programa para explotar sus posibilidades como forma de trabajar la comprensión escrita.

Como actividad de prelectura, genera una pantalla de Wordle a partir del texto que quieres que tus estudiantes lean y haz preguntas para preparar la lectura. De anticipación: ¿Qué pueden decir del texto a partir de las palabras más destacadas? De vocabulario: ¿Qué palabras destacadas no conocen? Pueden preguntar a los compañeros o buscarlas en el diccionario.

Después de leer el texto (o también como actividad de prelectura), que escriban individualmente o en parejas un texto que contenga esas palabras y que pudiera corresponder a esa pantalla de Wordle.

Si tenéis pizarra digital, aprovechando las opciones de las que habla Tom en su post, podéis alterar la relevancia de las palabras y que los estudiantes, en grupos, intenten escribir un texto que se corresponda a la pantalla de Wordle modificada por otro grupo.

¿Alguna idea más…?

El ROI: pregunta clave para todo profesor

ROIDe la pizarra digital…

Arriba, parte de una imagen creada la semana pasada en la pizarra digital, en una sesión sobre el uso de la tecnología en nuestro curso inicial para profesores de español, exportada de la pizarra para incluirla aquí en nuestro blog.

La pregunta clave solo tiene tres letras: ROI? O tres palabras en inglés: return on investment (retorno sobre la inversión).

Es una pregunta que deberíamos hacer todos los profesores, sobre todo a la hora de buscar y/o crear materiales. En la enseñanza de los idiomas, lo que invertimos es sobre todo tiempo, y lo que pretendemos sacar no es dinero sino aprendizaje.

Si invierto un par de horas en preparar el material para una actividad pero en clase la actividad solo dura 15 minutos, el ROI es muy, muy bajo.

Pero si veo un titular interesante en la prensa, o si comparten un vídeo de YouTube conmigo que sería estupendo para cualquier clase, o si en Twitter veo una foto que puede dar de si — sobre todo si mis alumnos han de contar esa historia (ver ejemplo, abajo) — entonces por mis 15 minutos de preparación (¡menos!), sacaré dos horas de actividad (¡o más!), y mi ROI es muy, muy alto.

¡Como profe de ELE, no me pagan lo suficiente para crear materiales y actividades que no tengan un ROI alto!

10 cosas que los profes no soportamos

Hace unos días leí una entrada en un blog que hablaba de las 10 cosas que las azafatas no soportan de los pasajeros.

Inmediatamente pensé en lo útil que es el texto para trabajar el subjuntivo con verbos de sentimiento: una alternativa perfecta a aquella viñeta de Maitena sobre las cosas que no soportamos de los taxistas o a aquel apartado que había en el desaparecido El País de las Tentaciones en el los lectores decían de qué estaban hartos.

Pero, aparte de la presentación de lenguaje y de la práctica gramatical, esta entrada nos permite suscitar una charla sobre qué comportamientos inadecuados tenemos en un avión. ¿Y en otros lugares?

¿Qué 10 cosas deben molestar a los camareros…? ¿Y a los estudiantes…? ¡¡Y a los profesores??

En la pizarra digital
Como todas las actividades de lluvia de ideas, esta es fantástica para la pizarra digital — para ir apuntando las ideas; ordenarlas; darles color y forma; editarlas y sustituirlas, siempre en función de lo que consensúen los alumnos; y para luego exportarlas, por ejemplo a un blog (como hemos hecho, por ejemplo, para ilustrar esta entrada).

Entrevistas en la clase de español

Un clásico: La Contra de La Vanguardia

Las entrevistas que aparecen publicadas en la prensa pueden dar mucho juego en la clase de español.

Elige una entrevista a un personaje que pueda ser del interés de tus estudiantes y piensa en todas las formas de explotarla que puedas para desarrollar la competencia lectora. Aquí tienes algunas ideas:

  • Si piensas que el personaje no es conocido por los estudiantes, pídeles que la lean y que piensen después todo lo que pueden saber sobre esa persona: edad, sexo, profesión, información sobre sus gustos, su pasado, cómo creen que es su personalidad a partir de lo que dice, etc.
  • Desordena la entrevista y pídeles que emparejen cada respuesta con la pregunta.
  • Elimina las preguntas y pídeles que las escriban ellos a partir de las respuestas.
  • Elimina alguna respuesta y pídeles que después de buscar un poco de información sobre el personaje en Internet y de leer las otras preguntas, escriban la respuesta que creen que daría el personaje a las preguntas que tienen sin contestar. Después pueden comparar con la respuesta original.
  • Mezcla dos entrevistas de dos personajes distintos y deja que los estudiantes separen las preguntas y respuestas de cada una (actividad quizás para la pizarra digital).
  • Después de leer la entrevista, que piensen en qué preguntas echan en falta y las escriban. ¿Pueden imaginar qué respondería el personaje a las preguntas de sus compañeros?
  • Preséntales el personaje, déjales que busquen un poco de información en Internet y pídeles que piensen en qué preguntas le harían. Después repárteles la entrevista para ver si encuentran la información que querían tener.

¿Se os ocurre alguna idea más…?