Un poema con títulos de películas

Una de cine

Imagen: Alexas 

¿Tienes una clase sobre cine? ¿Necesitas un warmer curioso? ¿Quieres acercar la poesía a tus estudiantes? Aquí tienes una idea:

El poeta barcelonés Salva Soler ha escrito un poema que cuenta la historia de un hombre Harry usando únicamente títulos de películas. Puedes leer esta actualización del centón en su página web, en la que hay también un vídeo suyo recitando el poema.

La dificultad de trabajar con títulos de películas es que muchos son muy diferentes al título original o al que se les ha dado en otro país, pero en este caso muchos de los títulos que configuran el poema serán reconocibles para nuestros estudiantes.

Y ese es precisamente el primer ejercicio que te proponemos: que los estudiantes busquen entre los versos algunos títulos de películas que conocen y comenten con un compañero si las han visto, qué les han parecido, etc.

También puedes darles unos cuantos títulos para que armen una biografía y luego que comparen con el original si los han puesto para ilustrar los mismos acontecimientos de la vida de una persona.

Puedes darles el poema desordenado (o una parte) y que intenten ordenarlo.

Puedes proponerles que cuenten una pequeña historia con títulos de canciones o de libros.

¿Se te ocurre algo más? ¡Compártelo con nosotros!

Hacer un remake

Busca una escena de una serie de televisión o de una película en la que dialoguen dos personajes que te parezca interesante. No debe ser muy larga (un trailer siempre puede ser una alternativa).

Diles a tus estudiantes que van a ver una escena y que tienen que memorizarla tan bien como puedan porque luego la van a repetir en parejas. Tienen que intentar recordar las frases exactas con todos los detalles posibles (duración, entonación, etc.).

Avísales de que, si no recuerdan algo, tendrán que improvisar de manera que la escena siga siendo coherente.

Para repetir la escena puedes poner nuevamente el vídeo sin sonido o incluso puedes pedirles que la representen como si estuvieran haciendo un remake.

¡Lo que pueden llegar a decir los bebés!

Este vídeo de dos bebés hablando que ya hemos comentado se podría utilizar perfectamente en clase para que los estudiantes escribieran unos subtítulos. Pero esa idea la podemos aplicar a cualquier otro vídeo.

De hecho no es una idea muy original, Woody Allen hizo lo mismo en su película What’s up, Tiger Lily, que de hecho no es más que la película japonesa International Secret Police: Key of Keys doblada.

Música de cine (y en YouTube)

Lleva a clase un fragmento de música instrumental. Preferiblemente un fragmento de la banda sonora de una película o una pieza musical que haya servido de ambientación para alguna escena de un filme.

Explica a los estudiantes que van a oír una música sacada de una película. Después de escuchar la música, tienen que escribir la historia que creen que cuenta, describir una escena para la cual podría servir de música de fondo, etc.

Siempre puedes recurrir a los trailers que encontrarás en YouTube, utilizar solo un trozo con música, comenzar el vídeo pero luego minimizar la ventana para que los alumnos solo oigan la banda sonora.

Ya que Celda 211 está de moda la hemos cogido como ejemplo (con una versión más corta del trailer aquí…)

Los cortos: un recurso para tu clase

Esta semana os proponemos otro recurso que podéis utilizar en vuestra clase de español: cortos.

¿Conocéis el festival de cortos Notodofilm Festival? Es un festival de cortometrajes que se desarrolla por completo en Internet. Cada año se celebra una nueva edición. Los participantes envían sus cortos y el jurado, en el que se encuentran directores de renombre como Bigas Luna o Manuel Huerga, eligen los mejores. Los miembros del jurado también cuelgan un corto.

Los cortos (más de 500) se pueden ver en línea o se pueden descargar, de manera que los puedes usar en clase aunque no dispongas de Internet en el aula. Solo es necesario proporcionar una dirección de correo electrónico.

Las formas de explotación son varias:

  • Se puede ver uno en clase y comentarlo.
  • Ver un corto y pararlo antes del final para que los estudiantes hagan hipótesis sobre el desenlace.
  • Abrir un debate a partir de un tema sugerido por el corto.
  • Imaginar qué ha pasado antes para que los protagonistas se encuentren en esa situación o qué pasará después.
  • Utilizar el corto como un ejercicio de comprensión auditiva.
  • Pedir a los estudiantes que en casa vean unos cuantos y escriban la crítica del que más les ha gustado. Además pueden colgar sus críticas en la página del festival también.
  • A partir de alguno se pueden presentar cuestiones culturales y comentarlas en clase. Etcétera.

¿Se te ocurre alguna idea más? Compártela con nosotros…

Y no lo olvides: si encuentras algún corto que te parece interesante para la clase de español, dínoslo y explícanos cómo lo explotarías, y si utilizas este recurso en tu clase, cuéntanos cuál ha sido el resultado.