Más recursos para aprender a dibujar

En el siempre interesante blog de CLIC, hay una entrada "Dibujando la gramática" que nos ha gustado mucho (de hecho hay dos sobre el mismo tema).

Siempre me ha parecido triste que en nuestros cursos de formación los alumnos "descubren" Google Imágenes pero nada hacemos para ayudarles a desarrollar sus capacidades para dibujar. "Necesito" dicen, cuando entran en la sala de ordenadores "una foto de X para explicar Y".

¿No sería más rápido, más creativo y mejor para el medioambiente si en vez de acudir a Google Images hiciéramos uso de esa fantástica tecnología de toda la vida que es el rotulador de pizarra?

Con un poco de práctica (y creo que saber dibujar es competencia básica de todo profesor), incluso llegaríamos a explicarnos mejor en clase.

Hay toda una teoría que los profesores (¡y los alumnos!) deberíamos dibujar para enseñar y aprender mejor y los sketchnotes se ha puesto muy de moda gracias a gente como Sunni Brown (@SunniBrown) con su excelente libro The Doodle Revolution.

Aquí un ejemplo de sketchnote de Sylvia Duckworth (@sylviaduckworth), inspirado por otro TED Talk famoso:

Y aquí otro ejemplo. Pocas veces en clase de ELE vamos a necesitar un esquema tan complicado pero allí tenéis un ejemplo de qué son los sketchnotes.

Son bastante más fáciles de hacer de lo que puede parecer a primera vista. Aquí la web sketchnote-love.com de Nadine Rossa (@nadrosia) con una sección de "How to" (y ya que son dibujos, no hace faltar tener un nivel alto de inglés).

Aquí un tutorial para los que tenéis un iPad (¡y los que no, también!) de Sylvia Duckworth con muchísimos más recursos.

No se acepta la excusa "Es que yo no sé dibujar". ¡Sí que sabes! ¿O acaso no sabías de niño?

¡Pruébalo! Con un mínimo de dedicación y una cucharita de imaginación, ¡redescubrirás un talento que tenías totalmente olvidado!

Dibujar en un minuto, estilo Pictionary


Bailar, estilo Pictionary

Todo el mundo conoce el juego Pictionary, ¿verdad? Lo hemos mencionado varias veces aquí en el blog: Pictionary en cadena y para hacer la compra.

Hemos propuesto también bastantes actividades que implican dibujar algo. Después de lo que Xaxi propuso hace 15 días, una amiga me dijo "¡Pero no puedes pedir a los alumnos que hagan tiras cómicas, no saben!"

En la imagen, un garabato mío que hice en quizás 20 segundos cuando preparaba esa entrada. Tiene los brazos demasiado cortos, por no hablar del pelo que tiene y el hecho de que no tiene ni rastro de cara. Pero si, con un dibujo tan malo, luego tenemos que adivinar qué demonios es, si eso nos da una pequeña actividad de expresión oral, la calidad del dibujo realmente no tiene mayor importancia.

En clase, os recomiendo eso: poner un límite muy apurado para cualquier actividad de "dibujo", por ejemplo 30 segundos, marcados con el reloj de un móvil: por muy mal que dibujen tus alumnos, ¡no les dará corte hacerlo si luego tienen la "excusa" de que lo tuvieron que hacer a contrarreloj! 😉

Es una idea muy sencilla pero funciona: no tienen tiempo para decir (¡ni pensar!) "Yo no sé dibujar".

Dibujar (y, sí, reírnos de lo que hemos dibujado como nos reímos cuando jugamos a Pictionary) también nos ayuda a conseguir algo muy importante que comentaba Xavi, nos ayuda a:

Hacer todo ese trabajo más ameno y placentero

¿Aprenderíamos más y mejor si todas nuestras clases fueran tan divertidas como jugar a Pictionary?

Las caniculadas: tiras cómicas para hacer más ameno el trabajo duro

Hemos entrado ya en el verano y poco a poco las temperaturas suben.

El calor me ha hecho pensar en lo difícil que resulta ir a clase cuando hace buen tiempo porque el aire acondicionado no puede compararse con la brisa marina, que llama a los estudiantes como si fuera la voz de auténticas sirenas.

Todo esto me ha traído a la memoria una cita sacada de una serie de televisión que los que éramos niños en los años 80 recordamos: Fama. ¿Os acordáis de la frase de la profesora de danza: "la fama cuesta"?

La fama cuesta

Pues aprender un idioma también cuesta; requiere mucho esfuerzo y trabajo, constancia y sacrificio. Hay que invertir tiempo y (a menudo) dinero. Y es importante que los estudiantes sean conscientes. Recuerdo los estudiantes de arte (música, danza, teatro) de la serie que vivían para el arte. Pues cuando aprendemos un idioma es necesario que nos rodeemos al máximo de ese idioma y su cultura si queremos tener un resultado excelente.

Pero podemos hacer todo ese trabajo más ameno y placentero. Ese es nuestro cometido como profesores. Por eso os traigo una propuesta para la clase para que hagáis más llevadera la canícula a vuestros estudiantes con un poco de humor. Precisamente, las caniculadas. Unas tiras cómicas que se empezaron a publicar en Internet y ya se han editado en libro y que empezaron un grupo de amigos agobiados por el calor.

A parte de seleccionar algunas y leerlas con los estudiantes, podemos proponerles a los estudiantes hacer algo parecido. ¿Qué situaciones relacionadas con el verano les parecen más divertidas, les traen mejores recuerdos, odian…? ¿Pueden representarla mediante sencillos dibujos o haciendo un collage? ¿Qué diría un nativo en esa situación?

Logo 30 años formando profesores30 años en 30 citas, #12
Para celebrar los primeros 30 años de IH Barcelona como centro de Formación ELE, vamos publicando cada semana una cita o frase de las que nos han ayudado a formarnos como profesores.

El antes y el después de una foto

¿Qué muestran las fotos – qué esconden el antes y el después de una foto?

Busca en revistas, periódicos, Internet, en casa… Twitter también puede ser una buena fuente de imágenes, como puedes comprobar con los ejemplos que hemos encontrado esta mañana. Elige algunas fotos sorprendentes, impactantes, curiosas, famosas, cotidianas…

Y propón a tus estudiantes que imaginen qué había pasado inmediatamente antes del momento plasmado en la foto. ¿Y justo después?

Lo que la fotografía me ha enseñado sobre la tecnología y sobre nuestra profesión

Las uñas de una quinceañera

Las uñas de una quinceañera | Foto: Tom Walton

Desde hace más de 15 años no voy a ningún sitio sin mi cámara digital. La fotografía es una afición que cogí en parte por amor (por querer capturar de alguna manera el fascinante día a día de dos hijos por aquel entonces todavía pequeños); y en parte por obligación, porque necesitaba imágenes — fotos de Barcelona, por ejemplo — para los múltiples blogs y webs que llevo.

Al usar una cámara en estos años, he aprendido mucho de la tecnología en general — cosas que se pueden aplicar a casi todas las TICs que necesitemos usar como profesores. Entre otras:

  • Podemos aprender casi todo en los tutoriales que encontraremos en Internet (sobre la fotografía, recomiendo los de DPS): quieres crear un blog pero… ¿cómo? Pues, paso a paso, Blogger te explica cómo.
  • El learning by doing es muy importante pero en cuanto a la tecnología no hay nada que ayuda tanto como el learning by exploring menus. En un restaurante en un país exótico ¿vas a pedir siempre pollo con patatas? La tecnología es un país exótico: para disfrutar del viaje, lo que necesitas no es ni más gramática ni más vocabulario, sino más curiosidad.
  • Lo que importa no es tanto saber sino saber que puedes (o ¡imaginar que puedes!). Yo sé que hay muchas cosas que no sé todavía de la fotografía pero lo suficiente sí sé para apuntar la cámara, cambiar cuatro cosas básicas y sacar una foto bien enfocada y bien encuadrada. Delante del ordenador en clase, viene a ser lo mismo: no importa lo que sabes, sino la actitud que tienes. Por "no sé hacerlo", suspendes en Tecnología; por "lo puedo intentar", sacas como mínimo ese "Suficiente".
  • Hay que hacer muchas fotos malas para aprender a hacer alguna decente (tus 10.000 primeras fotos serán malas, decía el gran Henri Cartier-Bresson).
  • Pero a la vez, no hay nada como ir haciendo, cada día, para coger confianza: un proyecto 365 — sacar y publicar una foto al día — es fantástico para aprender de fotografía, pero también para ir cogiendo la confianza de que "¡yo también puedo!" con la tecnología en general (ver también el primer comentario)
  • Siempre hay alguien que sabe más y que te ayudará. En clase, con la tecnología, tus alumnos (¡jamás hay que tener miedo a pedir ayuda a nadie…!)

Otra de mis grandes aficiones es recopilar citas y tengo la teoría de que casi tan importante como el learning by doing es lo que yo llamo learning by soundbite: es decir, que recordarás para siempre una cita pero casi seguro no harás lo mismo con miles de páginas de teoría.

Desde luego no faltan en mi colección frases célebres sobre la fotografía y nuestra cita de esta semana es esta:

ALT

Desconozco dónde la encontré, y no sé de quién es, pero creo que allí hay una lección importante para todo profesor: todo el mundo puede entrar en una clase y hacer de profesor pero tardaremos mucho tiempo, incluso toda una vida, en aprender a hacerlo bien.

Me consuela también esta, de Ansel Adams, uno de los grandes maestros de la historia de la fotografía:

Ansel Adams

Tengo miles de fotos en mi ordenador pero he borrado muchos miles más. Reviso todas las que hago pero borro las que no me gustan e intento explicarme a mí mismo qué es lo que ha fallado.

En 35 años he dado también miles de horas de clase — pero hago el mismo proceso de selección. Borro prácticamente todos los planes de clase y conservo únicamente los (pocos) que son realmente buenos — y si después de 35 años sigo dando clase creo que en gran parte es por eso: siempre a la vuelta de la esquina hay una foto nueva, una clase nueva, diferente, mejor que la de ayer

La afición también me ha llevado a visitar muchas exposiciones de fotoperiodismo que me han enseñado esto:

Las mejores fotos cuentan historias y nos sugieren preguntas. Y esas preguntas nos dan actividades interesantes para nuestras clases. Es más, para nuestras clases, no importa tanto la calidad de la imagen (aunque ayuda, claro) como la calidad de las preguntas.

Salir de las exposiciones también me ha hecho pensar muchas veces lo siguiente:

Aunque las fotos de los grandes profesionales están en un nivel a años luz de mis fotos, las mías son las que más interés tienen para mí.

Creo que es así también en nuestras clases: las fotos de nuestros alumnos, las que llevan en sus móviles, o que tienen en sus cuentas de Facebook o Instagram (o las que llevan en un álbum secreto en su cabeza) son mil veces más interesantes que las que nosotros los profesores podamos encontrar (=¡robar!) en Google.

Para acabar, aquí os dejo una una actividad para vuestras clases donde vuestros alumnos podrán compartir algunas de sus fotos (suponiendo, claro, que todos tienen).

Los pasos a seguir:

  • Les explico que tengo 9 fotos mías, que pueden incluir mis aficiones, familia y amigos, y mis lugares favoritos de Barcelona. NO les enseño las fotos
  • Mis alumnos tienen que adivinar de qué serán, y cómo serán, con todo lujo de detalle
  • Pueden hacerme una pregunta personal cada uno para obtener pistas
  • En parejas, hacen una lista por escrito de qué temas creen que pueden salir en las 9 fotos
  • Les enseño las fotos
  • Vemos quién logró hacerse la mejor idea de cómo serían mis fotos (¡con premio a los que más se acercan, claro 😉 !

Las fotos:

9 fotos personales

A continuación:

  • Individualmente tienen que buscar 9 fotos suyas y, mientras tanto, vamos adivinando cómo serán nuestros compañeros de clase
  • Finalmente, vemos sus fotos

Funcionaría muy bien en un blog (con una entrada, inicialmente sin fotos, para cada alumno, con los comentarios a la entrada para las preguntas personales), en un grupo de Edmodo o de Facebook, en una comunidad de Google Plus, en Instagram (¡claro!), hasta en un grupo de WhatsApp. También se puede hacer prácticamente sin tecnología, aparte de las fotos.

Recomiendo la actividad para una segunda o tercera clase con los alumnos: nos conocemos un poco, nos hemos hecho una idea de cómo son nuestros compañeros… y cómo es nuestro profesor/a.

Es buena manera de llegar a conocernos, de romper el hielo y de hacer grupo, de conocer también el profesor/a y de comenzar a compartir.

Me gusta hacer yo también las actividades con los alumnos: me sitúo a su nivel, como uno más, que también comparte con ellos las cosas que hacemos todos juntos.

Pruébalo, seguro que te gustará. Es uno de los planes de clase que se salvaron, de una idea original quizás (no estoy seguro) de Antonia Clare.

Logo 30 años formando profesores30 años en 30 citas, #9
Para celebrar los primeros 30 años de IH Barcelona como centro de Formación ELE, vamos publicando cada semana una cita o frase de las que nos han ayudado a formarnos como profesores.