Día Internacional del Libro: Te regalo este libro

La lectura, no 1 sino 365 días al año

La lectura, todos los días | Imagen: Tom Walton

Además de Sant Jordi, hoy es Día Internacional del Libro.

En El País, 4 escritores — Héctor Abad, Javier Cercas, Gonzalo Suárez e Isabel González — hablan del libro que han leído más veces y se lo “regalan” a otro escritor, encadenando recomendaciones.

Aquí tenéis el vídeo.

En clase:

  • ¿Os animáis a hacer un vídeo parecido en clase con vuestros estudiantes?
  • ¿Qué libro recomendarían a uno de sus compañeros y por qué?
  • ¿Qué libro les ha gustado más? ¿Cuál ha tenido un impacto mayor en sus vidas?
  • ¿Cuál han leído más veces?

Regalar un libro a los compañeros de clase, aunque sea virtualmente.

¡Bonita manera de celebrar el día del libro!

Ver también Especial Día del Libro (El País)

 

Cien años de soledad, 30 años de amor

Libros de Garcia Marquez

Este domingo, El País lanza la primera entrega de la biblioteca completa de Gabriel García Márquez.

Ya que hasta cierto punto me enamoré del español — hace más de 30 años — gracias a la lectura de sus obras (y las de Julio Cortázar), me parecería triste desaprovechar el momento para interesar a los alumnos (con cierto nivel, eso sí) por un autor que cambió el rumbo de mi vida.

En mis 36 años de profesor, creo que solo he comprobado que la música, o el amor por una persona, supera la literatura por su capacidad de motivar a los alumnos.

Un par de ideas:

  • Recomendar a los alumnos que compren (9,95€) el libro este domingo, que lo lean, y que lo disfruten a tope
  • Pedirles que pregunten a "todo el mundo", fuera de la clase (otros profesores, en el bar, en la calle, en una librería…), qué otros títulos de García Márquez recomendarían, y que vuelvan a clase a compartir las respuestas
  • Crear una infografía sobre Las 7 mejores obras de García Márquez
  • Crear una lista de "Nuestras citas preferidas de García Márquez", quizá en List.ly.
  • ¿Una caza del tesoro….?

¿Otras ideas…?

¿Qué títulos de García Márquez recomendarías a tus alumnos, y en qué nivel….?

Warmers con poemas

Poesia en la pizarra digital

Poesía… hasta en la pizarra digital. ¿Sabrás reordenar el verso de Pedro Salinas?

Puedes llevar un poema cada día a clase (o una vez por semana u ocasionalmente) y trabajar con él de formas muy distintas.

  • Leed el poema y discutid de qué trata.
  • Lleva un poema con tres posibles títulos. Los estudiantes, en parejas, tienen que decidir cuál creen que es el título del poema y por qué.
  • Lleva un poema sin título (o porque no tenga o porque tú se lo hayas quitado) para que los estudiantes se lo pongan.
  • Leed un poema y deja que tus estudiantes discutan sobre quién es el autor: un hombre o una mujer. ¿Por qué?
  • Desordena los versos y pide que los vuelvan a ordenar. ¿Han conseguido recomponerlo? ¿Hay alguna nueva versión interesante?
  • Elimina las palabras finales de algunos versos y pide a los estudiantes que los completen. Puedes darles la lista de palabras al final o dejar que lo hagan con total libertad. Si el poema tiene rima, házselo notar para que la respeten.
  • Lleva un resumen de la vida del poeta y un poema que guarde alguna relación con su biografía. Después de leer el poema, discutid sobre a qué momento hace referencia. (Por ejemplo, el poema "A un olmo seco" de Machado y la muerte de su esposa y las ganas de volver a enamorarse.
  • Cambiad el tono de un poema. Si es de amor, convertidlo en un poema de odio, etc.
  • Elegid un poema y leedlo de formas diferentes: de forma cómica, como si estuvierais enfadados, de una forma muy melodramática…
  • Memorizad un poema y en clase recitadlo juntos: cada estudiante un verso o una pequeña estrofa. (Por ejemplo, la famosa "Canción del pirata" de Espronceda)
  • Escribid un poema conjunto. Escribe el primer verso o los dos primeros. Cada día un estudiante o una pareja es responsable de escribir la continuación para el día siguiente, intentando respetar el número de sílabas, la rima, la estrofa… Al principio de cada clase se lee la continuación.
  • Convertid un poema en una noticia de periódico, en un pequeño cuento, en una nota de nevera…
  • Convertid una noticia en un poema.
  • Elimina el final del poema y deja que los estudiantes intenten completarlo.

¿Alguna idea más?

Un principio de novela

Te proponemos una actividad muy literaria.

Lleva a clase las primeras líneas de unas cuantas novelas famosas. Esos principios que todo el mundo conoce porque atrapan y te animan a leer el libro. Nosotros te sugerimos los inicios de:

El Quijote de Cervantes:

En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor.

Lolita de Nabókov:

Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía. Lo-li-ta: la punta de la lengua emprende un viaje de tres pasos paladar abajo hasta apoyarse, en el tercero, en el borde de los dientes. Lo. Li. Ta.

Memorias de África de Isak Dinesen:

Yo tenía una granja de Africa, al pie de las colinas de Ngong. El ecuador atravesaba aquellas tierras altas a un centenar de millas al norte, y la granja se asentaba a una altura de unos seis mil pies. Durante el día te sentías a una gran altitud, cerca del sol, las primeras horas de la mañana y las tardes eran límpidas y sosegadas, y las noches frías.

Anna Karénina de Tolstói:

Todas las familias dichosas se parecen, pero las infelices lo son cada una a su manera.

La metamorfosis de Kafka:

Cuando Gregorio Samsa se despertó una mañana después de un sueño intranquilo, se encontró sobre su cama convertido en un monstruoso insecto.

Puedes añadir otros títulos.

En primer lugar los estudiantes tienen que relacionar el título con el inicio correspondiente. No es muy difícil, así que una forma de hacerlo más emocionante puede ser dar a unos estudiantes un título y a otros un inicio. Los que tienen el inicio tienen que leerlo a sus compañeros hasta que algún compañero (sin decirle el título de su novela) decide que es su pareja y entonces se sientan juntos. Luego se comprueban las parejas. (En lugar de título e inicio, puedes dividir los fragmentos iniciales en dos y que busquen a la pareja que tiene la mitad que les falta).

¿Qué principio les gusta más? ¿Por qué?

Por último, en parejas, pueden escribir el primer párrafo de una novela. Solo el primer párrafo. ¡Pero tienen que intentar que sea sugerente!