Enseñar a aprender en lugar de enseñar gramática

Una cita que viene del módulo de gramática del actual curso de perfeccionamiento de formacionele.com y que me ha gustado mucho.

Enseñar a aprender en lugar de enseñar gramática;
la gramática interpretada por profesores y alumnos y no únicamente transmitida por el profesor; el desarrollo de la conciencia gramatical como un medio necesario, pero no suficiente, frente a la conciencia gramatical como un medio necesario y suficiente; la comprensión contra la memorización; la provisión de principios generales y no de reglas específicas; la gramática vista como algo impredecible y abierto frente a su caracterización como algo cerrado y predecible; y orientada como experiencia operacional frente a su representación como una articulación de reglas (W.E. Rutherford)

No sabría poner una fecha exacta pero confieso que pasé mis 10 o 15 primeros años de profesor de inglés transmitiendo la gramática (bueno, así me enseñaron a hacerlo) para luego ir descubriendo que quizás hay otros caminos.

Descubrir que hay otros caminos: por eso hay que continuar formándonos como profesores, por eso hay que seguir leyendo libros, por eso hay que seguir recopilando citas que nos irán marcando los puntos en nuestro GPS personal.

Fuente original: probablemente Second Language Grammar: Learning and Teaching [Amazon], W.E. Rutherford (Longman 1987), aunque la tutora del curso (Geni) la sacó de una memoria de máster (.pdf) muy interesante.

Kahoot: hacer más atractivas las tareas más áridas

La felicidad no consiste en hacer lo que quieres, sino en querer lo que haces

Seguro que todos habéis oído alguna vez la frase "la felicidad no consiste en hacer lo que quieres, sino en querer lo que haces" o alguna similar. He estado rastreando la fuente en Internet, pero no he sacado nada en claro, sino que he encontrado diferentes atribuciones: a Sartre, a Alain… Si sabéis de dónde viene, escribidnos un comentario.

No sé si realmente es una clave de la felicidad, pero sí me parece que esta sentencia ilustra la actitud con la que hay que afrontar las clases de idioma. Hemos hablado muchas veces de la motivación, pero es sin duda la piedra angular del aprendizaje, y precisamente consiste en querer hacer lo que estás haciendo. El aprendizaje es difícil y requiere tiempo y esfuerzo, también lo hemos dicho en otras ocasiones. Todos queremos el resultado, hablar otro idioma; pero muchas veces no queremos pasar por las etapas necesarias para llegar hasta él o se nos hacen pesadas. Ahí es donde el profesor lleva a cabo una labor fundamental, a mi entender: conseguir que las tareas más áridas del aprendizaje resulten más atractivas para los estudiantes para que disfruten haciéndolas y quieran también hacerlas.

Hay una aplicación que puede ayudarnos en este trabajo. Se trata de kahoot. Con kahoot podemos confeccionar cuestionarios dándoles el formato de una competición. Los estudiantes descargan la aplicación en sus teléfonos o juegan desde esta página introduciendo el código del juego y marcan la respuesta correcta, como si estuvieran compitiendo en un concurso.

Para que lo veáis en acción:

Podemos modificar el tiempo que tienen para contestar, cambiar el número de opciones, añadir imágenes para ilustrar o como parte de la pregunta y enlazar vídeos de YouTube.

Además de concursos, también podemos proponer discusiones o hacer encuestas, por lo que nos puede servir también para que los estudiantes tomen conciencia de su propio aprendizaje, etc.

Como siempre, cuanto más hagan ellos más aprenden, así que es más interesante que sean los propios estudiantes los que confeccionen las preguntas para sus compañeros o para otra clase.

Gracias a kahoot podemos hacer que actividades menos motivadoras como el repaso de vocabulario o de aspectos gramaticales sea más divertido.

Crear un kahoot

No tiene una versión en castellano, pero es muy intuitivo, como podéis ver en la imagen.

Ver también (en inglés):

Os animamos a probarlo.

Logo 30 años formando profesores30 años en 30 citas, #14
Para celebrar los primeros 30 años de IH Barcelona como centro de Formación ELE, vamos publicando cada semana una cita o frase de las que nos han ayudado a formarnos como profesores.

En la piel de…

Hay personas que sin duda cambiaron el curso de la historia con sus actos. ¿Pero obraron siempre de la forma más acertada o se equivocaron en algunas de sus decisiones?

¿Lo habríamos hecho mejor nosotros en sus circunstancias?

Una sencilla actividad para practicar la condición irreal en el pasado es elegir unos personajes del pasado y comentar su biografía intentando justificar si habríais tomado o no las mismas decisiones.

¿De ser Cleopatra, os habríais suicidado? ¿Qué habría pasado si no lo hubiera hecho?

Lego en la clase de español

¿A quién no le gusta jugar con Lego…?

¿Cómo utilizar el Lego en la clase de español? Aquí van algunas sugerencias se aceptan otras.

Utiliza las piezas de Lego como regletas y practicad de la siguiente manera:

  • Asigna a cada color una categoría gramatical: las verdes, verbos; las azules, sustantivos; las rojas, preposiciones; las amarillas, adjetivos; las blancas, artículos… Escribe diferentes palabras en pegatinas. Da un montón de regletas a un grupo de estudiantes y una hoja con pegatinas. Tienen que enganchar las palabras en las regletas del color correcto según su categoría y hacer una torre. De esta manera repasan o aprenden el vocabulario nuevo y aportamos un conocimiento gramatical que les puede ser útil. No es importante que sepan el nombre de la categoría gramatical, sino que agrupen correctamente las palabras del mismo tipo.
  • Trabaja colocaciones de la misma manera. Engancha pegatinas con verbos a unas piezas de color verde y otras con sustantivos a unas piezas azules, mézclalas y deja que los estudiantes compongan torres de verbo+sustantivos con colocaciones posibles. Por ejemplo, perder + peso, el autobús, el tiempo, la esperanza, el norte..., meter + baza, las narices en algo, la pata, cizaña
  • Divide a los estudiantes en grupos y muéstrales una torre de colores diferentes. Tienen que escribir una frase que respete la estructura que presentas.
  • Sobre una base, engancha dos hileras de piezas, unas sobre otras, todas del mismo color excepto las que representan la sílaba tónica de una palabra o el núcleo de un grupo entonativo y haz drills de pronunciación mientras muestras las piezas.

Con las instrucciones:

  • Lleva a clase las instrucciones de un juego de Lego (suelen ser imágenes) y pide a los estudiantes que escriban un texto que acompañe a las ilustraciones.
  • Lleva las instrucciones de una construcción y las piezas necesarias. Da las instrucciones a un estudiante y las piezas a otro. El estudiante que tiene las instrucciones, le explica al compañero cómo construir el juego.
  • Haz una construcción y ponla fuera del aula. Divide a los estudiantes por equipos y dales las piezas de Lego. Los estudiantes por turnos salen y miran la figura y vuelven y explican a un compañero cómo tiene que construirla. El equipo que acaba primero gana (una versión del famoso dictado en carreras ¡pero con Lego!).
  • Puedes hacer lo mismo que en la propuesta anterior pero en parejas.

Con niños (y por qué no con adultos):

  • Representad una escena con las figuras de Lego.
  • ¿Y por qué no, si sois buenos editando vídeo, grabar un vídeo con la técnica de stop motion? Podría ser un proyecto a lo largo de un curso que permitiera practicar de forma divertida: decidiendo el argumento, escribien el texto, preparando los decorados…
  • Lleva piezas de Lego y otros materiales (cartones, piedras, cuerdas, etc.) y deja que tus estudiantes imaginen un invento para después explicar a sus compañeros qué han creado, para qué sirve, cómo funciona…

¿Más propuestas…?

El coaching como actividad de clase

El coaching se generaliza cada vez más en el mundo empresarial y poco a poco se va implantando también en la vida personal como método para conseguir objetivos. Una de las técnicas que suele usar un coach es hacer preguntas para que la persona que requiere sus servicios tome conciencia de qué quiere hacer realmente, de por qué quiere hacerlo, de qué pasos debe dar para conseguirlo, del compromiso que debe adquirir para llegar a su objetivo, etc.

Te proponemos que presentes a tus estudiantes el coaching: puedes preguntarles directamente si han oído hablar de él y que cuenten lo que saben, puedes llevarles algún texto que hable del tema, algún fragmento de un libro de coaching, etc. Para después jugar a coach y coachee.

Por parejas, un estudiante irá preguntando al otro qué quiere conseguir a medio plazo, cómo cambiará su vida cuando lo haya conseguido, que esperar hacer después, cómo se sentirá cuando haga eso, cómo reaccionará su entorno, cómo responderá cuando alguien no esté de acuerdo, etc.

Esta actividad puede servir para que los estudiantes (en concreto el que hace de coach) practique la estructura gramatical "cuando + subjuntivo", de forma contextualizada, lo que a veces resulta difícil.

Después se intercambian los papeles.