Cómo ser profesor de español en el extranjero

Desde 2011 centenares de desempleados se reciclan como docentes para poder trabajar

Un artículo sobre cómo ser profesor de español en el extranjero publicado por El País.

Sin duda, la enseñanza del español como lengua extranjera es una salida profesional con más posibilidades cada vez. Las claves: ganas, iniciativa y formación.

¿Qué pensáis del artículo?

Añadir a favoritos el permalink.

2 Comments

  1. Interesante artículo Xavi.

    Un par de claves adicionales que si no tenemos, quizás mejor abandonar la idea de ser profe de ELE, en mi opinión: (1) te interesan los idiomas (hablas — y has tenido que aprender — quizás varios idiomas extranjeros) y las palabras y maneras de decir; te gustaba las clases de literatura en el cole (quizás a pesar del profe ;-( )!

    Y (2) te interesan las personas, y cómo funcionan, y qué es lo que les motiva.

  2. Totalmente de acuerdo, Tom.
    Una clase de ELE es un unvierso de historias: las que aparecen en los libros de textos, sin duda; pero también las de los estudiantes y las que les cuenta el profesor, que debe ser un gran fabulador. Y para las historias se necesitan palabras.
    Como dice Gustavo Martín Garzo en un bellísimo artículo publicado hoy mismo en El País, "tener una historia es ir al encuentro de los demás, lo que solo el lenguaje nos permite".
    (El enlace del artículo, para los que lo queráis leer: http://elpais.com/elpais/2014/11/14/opinion/1415990209_361591.html)

Deja un comentario