De cerdofantes, cocodrillas y pajaranas

cerdofante

Hace más de tres años os propusimos una actividad sobre los animales más raros del planeta. Hoy os presentamos una curiosa página de Internet que muestra el resultado del cruce entre diferentes especies animales, con la que podéis hacer la misma actividad que os proponíamos entonces o, incluso, ir más allá.

Puedes usar la página como warmer para repasar el vocabulario de las partes del cuerpo y aprender el nombre de algunos animales en español: Proyecta una imagen y que los estudiantes identifiquen los animales y qué parte se ha tomado de cada uno (los ojos, la boca, los dientes, el cuerpo…).

Pero puedes sacarle más partido a la actividad y obtener aún más ROI si pides a tus estudiantes que imaginen un nuevo cruce. En parejas, deciden qué animales quieren combinar y qué partes de cada animal tendrá el híbrido. Después, buscan información sobre los animales de partida: su hábitat, sus costumbres, su alimentación… y escriben una entrada de enciclopedia para el nuevo animal partiendo de la información que han encontrado, pero combinándola o cambiándola a su gusto. Para ilustrar su entrada pueden combinar dos fotografías o hacer ellos mismos el dibujo (ver ejemplo).

Con esta sencilla actividad, que requiere una preparación mínima, conseguimos que nuestros estudiantes trabajen diferentes destrezas de forma integrada: comprensión lectora, expresión oral y expresión escrita. Al mismo tiempo repasan y aprenden una gran cantidad de vocabulario (partes del cuerpo, términos geográficos, nombres de animales, etc.) y ponen en marcha estrategias de negociación.

Añadir a favoritos el permalink.

14 Comments

  1. ¡Gracias, Alicia!

    Es de esas actividades que me encantan siempre y cuando se incluye la consigna "Prohibido robar imagenes de Internet".

    Cuando los alumnos tienen que crear las imágenes — y en este caso dibujarlas — entre otras cosas acaban negociando quién las va a crear, cómo, y de allí sacamos mucho más interacción y uso del idioma de la actividad.

  2. Cuesta a veces convencer a los alumnos (para no hablar de los profes 😉 pero en todos los proyectos que me he visto implicados en los últimos 15 (?) años, he incluido las dos siguientes reglas:

    Copiar y pegar de Wikipedia (etc) = 0
    Robar imágenes de Google Images (etc) = 0

    De hecho, es mucho mejor diseñar tareas que lo van a impedir de entrada: "Un viaje [imaginario] a Madrid", por ejemplo, para alumnos que viven en — por ejemplo — Berlín or Praga, es una tarea absurda porque implica necesariamente robar las imágenes.

    Y ya sé que se propone en TODOS los libros que salen de los editoriales ELE…

  3. Pues sí, tienes razón… aunque también podemos, en el caso de las imágenes, proporcionarles las herramientas necesarias para que las que utilicen tengan la licencia adecuada, ¿no?

  4. Sí, y es mejor utilizar imágenes con licencia que robarlas de Google.

    Sin embargo, si la creación de las imágenes forma parte de la tarea (y hoy en día ¿quién no tiene al alcance de la mano una herramienta perfecta para crearlas) y, en grupos pequeños y como parte de la tarea los alumnos tengan que negociar quién va a crear qué, cuándo y cómo, la interacción es más rica y el resultado final motivo de mayor satisfacción.

    ¿Qué es mejor? a) "mira lo que hemos creado robando imágenes de la web"; b) "mira lo que hemos creado y además con imágenes con licencia"; o c) "mira lo que hemos creado ilustrándolo con imágenes hechas por nosotros"?

  5. Mmmmmm… Creo que, como siempre, depende del grupo, pero por lo general creo que lo ideal sería la opción «c», claro, aunque la «b» no me parece mal (la «a» sí, obviamente).

  6. Estoy de acuerdo con que, en general, hay que respetar la propiedad de las imágenes.
    Sin embargo, hay que decir también que hay gran cantidad de imágenes que se pueden usar libremente de forma legal. Además, en algunas actividades -como la aquí propuesta- la idea es que los estudiantes modifiquen las imágenes y, utililándolas parcialmente, creen algo nuevo. Y, por supuesto, solo como actividad de clase, sin ninguna finalidad comercial (ni siquiera es necesario que la actividad trascienda el ámbito del aula en caso de duda sobre la posible violación de la propiedad intelectual de alguien).
    Crear las propias imágenes siempre es una opción que, como sugiere Tom, también aporta un valor añadido en la negociación y distribución de tareas.
    El respeto por el trabajo de otros es fundamental y una actividad de este tipo puede dar pie a un debate al respecto y a trabajar aspectos éticos como este, que, aunque no son el objetivo de una clase de ELE, sí pueden estar en el currículum de estudios de secundaria, etc.
    De todos modos, me gustaría decir también que crear las imágenes es una opción muy buena, pero también lo es usar imágenes existentes, ya que, desde el punto de vista de la creatividad, desarrolla unas habilidades distintas. Grandes artistas la han utilizado:¡viva el collage!

  7. Totalmente de acuerdo con el mensaje de Xavi :-).

  8. Lo del collage, también es cierto.

    Acabo de ver, pintado en una pared, un Hitler con un peinado "afro" (¡creo!). Quizás como actividad alternativa, collage de personas famosos: cabeza de X, cuerpo de Y, corazón de Z…

    A continuación, emparejarlos…

    O discutir (y describir…) qué ocurriría si los invitaras a cenar (y quién se tendría que sentar al lado de quién…)

    Creo que podría dar de si…

  9. Buena idea la variante de mezclar personas y de imaginar diferentes situaciones :-).

  10. Aquí en @AnimalMashups hay mashups de animales realmente increibles 😉 !

Deja un comentario