10 cosas que necesitas en una clase de idiomas (última, la tecnología)

Toda esa tecnología… ¿para enseñar o para aprender?

Aquí una frase del muy interesante blog de FormacionELE.com que me chocó cuando se publicó y que me sigue dando qué pensar:

La tecnología se ha hecho indispensable para la enseñanza eficaz de una segunda lengua.

Como comenté ahí en su momento, tengo dos dudas:

(1) Veo mucho uso de la tecnología en el aula que es de una eficacia bastante cuestionable, y me pregunto a menudo, ¿no sería más eficaz enseñar eso sin tecnología? Una imagen de un móvil sacada de Google Images (??!!), por ejemplo, cuando apuntar con el dedo al móvil más cercano ha de ser más "eficaz".

Y (2) ¿"indispensable para la enseñanza eficaz de una segunda lengua"? o ¿indispensable para el aprendizaje del idioma?

A mi modo de ver, muchos profesores se equivocan viendo las TICs casi exclusivamente como una herramienta para enseñar — cuando realmente tendrían que verlas como herramienta para aprender.

Los dos no son incompatibles, desde luego, pero por orden de importancia en una clase de idiomas, a mi modo de ver es:

  1. La buena dinámica de grupo
  2. Tareas bien diseñadas que generarán lo anterior y que darán…
  3. La interacción, que nos dará…
  4. El uso y apendizaje del idioma, que nos dará…
  5. El éxito ("¡pude hacer eso —  y en castellano!") y por lo tanto…
  6. La motivación
  7. Los materiales (penúltimo)
  8. (Y última, y prescindible) la tecnología

Y probablemente muchas cosas más, que podéis proponer en los comentarios (también para ayudarme a llegar a 10 😉 porque, como veis, ¡me faltan dos!)

Para saber más
Si quieres saber más de tecnología, FormaciónELE tiene un módulo online muy interesante, de dos semanas, Tecnología en el aula de español, con su próxima edición del 9 al 22 de noviembre. Es muy práctico y siempre lo recomiendo a los alumnos de nuestros cursos presenciales.

A mi modo de ver, se trata de eso: saber más de tecnología, pero quizás utilizarla menos.

Añadir a favoritos el permalink.

4 Comments

  1. Estoy muy de acuerdo contigo en cuanto al uso de la tecnología. Pienso que no debemos de abusar de la misma, sino utilizarla en el momento que haga falta, porque lo más importante en una clase de Ele es la interacción y eso solo está dado por el diseño de actividades que llevemos al aula y promuevan la comunicación.

  2. Gracias, Miroslava (aunque insistiría que no se trata que utilizarla sino que la utilicen los alumnos…)

    La interacción, sí, totalmente de acuerdo.

    ¿Se te ocurre algo para el 7 y el 8… 😉 ?

  3. Tom:
    Yo no estoy del todo de acuerdo con tu lista… ¿¡El aprendizaje y el uso del idioma en el puesto número 4!? ¿En una clase de lengua? ¿De verdad es más importante la interacción que el aprendizaje?
    Y tampoco me parece que los materiales deban ocupar un lugar tan bajo. No debemos confundir materiales con manuales. Esa fotografía que hace que nuestros estudiantes hablen durante un buen rato, ese recorte de periódico que despierta su interés y genera una discusión, ese poema que les inspira a expresarse, etc. son muy importantes en la clase. Para que un estudiante desarrolle la comprensión lectora y la comprensión auditiva, necesita textos estimulantes que leer y que escuchar. Para desarrollar la expresión escrita, necesita modelos.
    He hablado ya en el blog de mi afición a las listas (creo), pero estoy bastante en contra de los "rankings".
    Yo plantearía la relación entre los diferentes elementos de una clase como una estructura atómica, en la que todos los elementos se relacionan entre sí y son importantes, más que como una relación jerárquica.

  4. Jeje, te voy a contestar con la entrada de la semana que viene, Xavi 😉 !

    Desde luego tienes razón — los elementos son como dices "una estructura atómica", y por eso iba incluido ese "que nos dará…" (etcétera).

    No digo que los materiales (y la tecnología) no tengan su importancia, la tienen indudablemente pero creo que puedes tener los materiales más increíbles y la tecnología punta pero si no tienes esa buena dinámica de grupo de nada te sirven.

    Si al contrario sí que hay ese buen rollo entre profe y alumnos (y quizás sobre todo entre alumnos), puedes entrar en clase con materiales a primera vista muy pobres, incluso sin material, y en una aula del siglo XIX y la clase te saldrá mucho mejor…

    ¿O no…?

Deja un comentario