ELE en China (2)

En clase de Dulce

Nuestra compañera Dulce Calvo lleva ya más de 3 meses en Beijing

Continúan las celebraciones en China. Después de las Olimpiadas, los Paralímpicos, el Día del Profesor (sí, el 10 de septiembre, aquí es un día también importante: ser profesor es todavía algo muy respetado. Incluso hubo una reseña en las noticias de TV! Los estudiantes me sorprendieron con un bonito ramo de flores, hicieron la clase ellos, y después me invitaron al karaoke.

Lo de que los alumnos llevaran a cabo la clase [ver foto] fue una gran idea, que surgió de ellos. Algunos habían preparado algo en casa, otros improvisaron, pero en general me sirvió, además de para pasar un gran rato y verme reflejada en sus imitaciones, para percibir cómo van interiorizando no solo los conocimientos que se exponen y practican en clase, sino también el método de enseñanza a través del cual se transmiten).

Más celebraciones: la Fiesta del Medio Otoño (o Día de la Luna, que cae en el decimoquinto día del octavo mes lunar, septiembre en el calendario solar, y en el que las familias se reúnen para cenar copiosamente, más de lo que ya es habitual en ellos, comer tortas lunares (los buenísimos "mooncakes") y contemplar la luna llena, símbolo de unión para ellos); la exitosa misión espacial del Shenzhou 7, que acaba de finalizar; y ahora el 1 de octubre celebran el Día Nacional (que recuerda cuando Mao proclamó la República Popular China en 1949), y tienen 3 días de vacaciones, pero, para poder tener una semana completa, trabajan el sábado y el domingo anteriores. Así que, ¿quién dijo alguna vez que los españoles tenemos muchas fiestas?

Esta semana de vacaciones va a romper el ritmo de las clases, pero también la considero necesaria. Tener 5 horas diarias de aprendizaje, durante 5 meses consecutivos, al final acaba agotando un poco los ánimos, tanto de los estudiantes como del profesor. Estar tanto tiempo juntos, con el mismo grupo, al final conlleva necesidad de cambio, desconexión y descanso. Creo que nos va a venir muy bien a todos.

>> Capítulo anterior: ELE en el país de los Juegos

Añadir a favoritos el permalink.

Un Comentario

  1. Me encanta esta idea, Dulce — la de que los estudiantes hagan una clase. Y, bonita foto… Un abrazo, Tom ,-) !!!!

Deja un comentario