Gamificación con cartas y manzanas y un poquito de miel

Hoy os proponemos dos juegos de cartas que pueden dar buen resultado en la clase de español.

Y, además, aprovecho para proponer la cita de esta semana, un fragmento del prólogo de El conde Lucanor en el que Don Juan Manuel dice:

los médicos mezclan con aquella medicina con que quieren curar el hígado, azúcar o miel o alguna cosa dulce

Creo que al diseñar nuestras clases debemos tener siempre esto en cuenta: nuestros alumnos aprenderán más si se divierten. No es nada nuevo y, como veis, en el siglo XIV ya lo tenían muy claro, pero siempre está bien recordarlo y cuando pensamos en una actividad tenemos que plantearnos si resultará atractiva para los estudiantes, distraída, interesante, motivadora…¿Podemos enseñar lo mismo de una forma más divertida?

¿Cómo podemos hacerlo? Pues añadiendo esas cosas dulces como el azúcar o la miel: elementos lúdicos (ahora está muy de moda hablar de ludificación o gamificación — aunque los profesores de lenguas extranjeros llevamos "gamificando" nuestras clases años — y podéis encontrar muchas ideas en la red sobre cómo hacerlo, por ejemplo aquí en nuestro blog, en las entradas sobre "Juegos"), promoviendo la creatividad, la participación (en todo el proceso) y el trabajo en equipo.

Así que vamos con las propuestas.

El primer juego se llama "Cards against humanity" o "Cartas contra la humanidad". Se trata de un juego de cartas en el que los jugadores tienen 10 cartas blancas de respuesta. Por turnos cada jugador desempeña el papel de zar y lee una carta negra de pregunta. Las preguntas son cosas como: ¿Quién se ha comido todas las galletas?, ¿Qué me han estado ocultando mis padres?, La vida era difícil para los cavernícolas antes de….

Cada jugador elige la respuesta que cree que es más divertida de entre sus cartas blancas. El zar las lee y elige su favorita y explica por qué. Ese jugador consigue un punto. Al final de la ronda, el jugador con más puntos gana. Las cartas blancas suelen ser una frase nominal o un infinitivo. Algunos ejemplos: Los Simpsons, Comer sandía, Los empollones, Un buen salchichón…

El nombre del juego alude a los "crímenes contra la humanidad" por el (¡atención!) contenido políticamente incorrecto de las cartas, así que para evitar conflictos tenemos una excusa perfecta para que sean los propios estudiantes los que diseñen las cartas con las que se va a jugar.

En el enlace podéis echar un vistazo al juego en español (se puede descargar gratis gracias a una licencia de Creative Commons) para ver cómo son las cartas, pero insisto en que para nuestra clase debemos preparar nuestras propias tarjetas. Aquí tenéis los moldes para las cartas blancas y negras (pero a que también encontrarás fácilmente papel para reciclar, ¿verdad?)

Juego de cartas

Mecánica básico del juego Apples to Apples: ya que se acerca Sant Jordi, ¿qué tal un juego de cartas del amor? Ver también los comentarios.

El segundo es una versión más amable del primero y se llama Apples to apples” (entrada de Wikipedia, en inglés) "Manzanas con manzanas". La idea es muy similar: un jugador, el juez, coge una carta verde que contiene un adjetivo, cada jugador elige una carta roja (tienen nombres de personajes famosas, colectivos, etc.) de su mano que cree que es la que mejor casa con la verde, después cada jugador explica por qué cree que la suya es la mejor combinación y el juez decide la ganadora. Después un nuevo jugador adopta el papel de juez y cuando se termina la ronda gana quien más puntos tenga.

Aquí también os proponemos que sean los alumnos los que han de hacer las cartas.

Y ¡a divertirse!

Ver también:

Logo 30 años formando profesores30 años en 30 citas
Para celebrar los primeros 30 años de IH Barcelona como centro de Formación ELE, vamos publicando cada semana una cita o frase — célebre o no — de las que nos han ayudado a formarnos como profesores.

Añadir a favoritos el permalink.

6 Comments

  1. Quizás para Sant Jordi (o San Valentín para los no catalanes 😉 …

    Creo que el segundo juego (que es el que más me gusta) funcionaría bien con un “tema”. Cartas rojas, las personas posiblemente “implicadas” en el amor (primer/a novio/a, novio/a, marido/mujer, suegro/a etcétera) y – para las cartas verdes – adjetivos para describir personas: creativo, guapo/a, exigente, inteligente, mandón/a, rico/a, etcétera.

    Para el primer juego, el procedimiento que recomendaría sería por grupos crear preguntas y 4/5 respuestas. Por ejemplo: ¿Quién es el marido (mujer, etcétera) ideal? Mi novio / George Clooney / Matt Damon / El Señor Rajoy (¡eks! con esa barba – entre otros defectos), etcétera, para luego mezclar todas las cartas de respuestas.

    ¡Guardar las mejores cartas para incorporarlas la próxima vez que juegues, aunque sea con un grupo de alumnos diferente!

  2. Muy buenas todas las propuestas (tanto las de la propia entrada como las de tu comentario, Tom) y la frase de «El conde Lucanor». Conocía «Manzanas con manzanas», he jugado y es muy divertido :-). El otro no lo conocía, y por supuesto que sean los alumnos quienes creen las tarjetas es genial. Un saludo.

  3. Has pensado en Mindtrap el juego de cartas con enigmas de pensamiento lateral que tienes que resolver, está genial y a los alumnos les encanta

  4. Pues, no. No conocía Mindtrap pero por lo que veo por su página de Amazon.com, podría ser genial para una clase de idiomas.

    Gracias por la sugerencia. Lo investigaré.

    ¿Existe versión en castellano?

  5. Por lo que veo sí que existe en castellano, pero solo lo encuentro en eBay…

  6. Giocarogio:
    Conozco mindtrap, pero no he jugado nunca.
    Pero exploraré y probablemente tendremos una entrada sobre él pronto.
    Gracias por la sugerencia.
    Sobre pensamiento lateral, sí tenemos otras entradas, como la dedicada a black stories.
    Un saludo

Deja un comentario