La expresión escrita creativa colaborativa

La semana pasada, en un artículo de El País, me enteré que este año es el centenario de la publicación del famoso cuento La metamorfosis, de Franz Kafka, con esa primera frase tan chocante:

Al despertar Gregorio Samsa una mañana, tras un sueño intranquilo, encontróse en su cama convertido en un monstruoso insecto.

Comenté el titular con mis compañeros en la sala de profesores y pude citar — casi, casi correctamente — esa primera frase, la que hoy elijo para continuar esta semana con nuestras 30 citas.

Hace muchos años solía proponerla (en inglés) a mis alumnos, en un nivel C1 o C2.  Tenían que continuar desde allí la historia, inventándola porque pocos conocían el cuento y no era mi intención leerlo. Comentábamos en clase como podría continuar la historia, yo les ayudaba con el vocabulario necesario para decir aquello que todavía no sabían decir y — a pesar de las inevitables protestas — se lo llevaban a casa como deberes, 350 palabras para el lunes.

Llevo algún tiempo diciendo que lo mejor que he hecho últimamente con las TICs es compartir lo que sea con mis alumnos en WhatsApp y con otras herramientas parecidas — por ejemplo aquí. Pero al pasar revista a todo lo que se ha hecho en mis clases en los últimos casi 35 años creo que lo que más éxito ha tenido, con o sin tecnología, ha sido la expresión escrita creativa, sobre todo cuando ha sido colaborativa, incluso con alumnos que dicen que "odian" tener que escribir.

Os recomiendo mucho la frase de La metamorfosis como punto de partida, pero para que luego podáis recomendar algo de lectura a vuestros alumnos de español — os propondré también otra actividad de expresión escrita colaborativa, que publicaremos mañana.

Y para los que quizás os gusten más las citas y frases más académicas, aquí otra, de un artículo (en inglés) de Lisa Nielsen en TechLearning.com:

We must shift our thinking and move from viewing students as people who we are teaching to learn to write and instead move to regarding students as real writers who we are supporting in their craft.

Dice algo así como "Hemos de cambiar nuestra manera de pensar y comenzar a ver a nuestros alumnos no como gente a la que enseñamos a aprender a escribir sino como alumnos que son escritores y que nosotros solamente apoyamos".

El éxito de las actividades de expresión escrita depende un poco de ese cambio de chip. Estoy no para corregir ¡¡¡TODOS LOS ERRORES!!! sino para ayudarles a expresarse mejor.

Os recomiendo muchísimo probar la expresión escrita colaborativa (¡a pesar de las posibles protestas 😉 !

Logo 30 años formando profesores30 años en 30 citas
Para celebrar los primeros 30 años de IH Barcelona como centro de Formación ELE, vamos publicando cada semana una cita o frase (¡o dos!), de las que nos han ayudado a formarnos como profesores.

Añadir a favoritos el permalink.

8 Comments

  1. Decir también que este tipo de actividad, pensada para practicar la expresión escrita, también se puede plantear como actividad de expresión ORAL…

    En cuyo caso os recomiendo grabar las historias (es decir, que las graben los alumnos; para eso, fantástico el app de Spreaker).

  2. Lisa Nielsen twittea (para mi gusto quizás demasiado 😉 como @InnovativeEdu.

    También tiene un blog interesante (y bueno también para vuestro inglés 😉 !

  3. Tom:
    Estoy totalmente de acuerdo con la cita de Lisa Nielsen. Y no solo en lo que respecta a escribir. Cada vez más, creo que la enseñanza es algo bastante estéril y que el aprendizaje depende muy poco del profesor y mucho del alumno. Aburrimos a nuestros estudiantes en lugar de animarles a hacer todo aquello de lo que son capaces prestándoles el apoyo necesario (en nuestro caso, lingüístico) para que obtengan éxito en sus propósitos. Los estudiantes deben hacer más y los profesores menos. El estudiante solo necesita ese fogonazo que le muestra la dirección correcta.
    Y, como estamos a las puertas de Sant Jordi y celebrando los 30 años de nuestro departamento de formación de profesores, os regalo una cita previa a la que colgaré esta semana. Solo para los seguidores fieles que leéis los comentarios de las entradas.
    Es una cita de Nancie Atwell, profesora que ha ganado un prestigioso premio de educación y que defiende que la mejor manera de enganchar a los estudiantes a la lectura y la escritura es dejarles que elijan qué leer y sobre qué escribir. Estoy seguro de que muchos compartiréis esa idea. Bien, la cita dice lo siguiente: "There is no more important homework than reading. Research shows that the highest achieving students are those who devote leisure time to reading […] Recently, the largest-ever international study of reading found that the single most important predictor of academic success is the amount of time children spend reading books, more important even than economic or social status."
    ¿Qué os parece? ¿Creéis que sirve para las clases de español? Yo cada vez creo que los mejores deberes que podemos poner a nuestros estudiantes es también leer. Leer, leer y leer.
    ¡Feliz Sant Jordi para todos y buena lectura!

  4. Por cierto, si seguimos el consejo de Nancie Atwell, podríamos proponerles a los estudiantes el inicio de varias novelas y que ellos elijan cuál quieren continuar. En esta entrada tenéis algunas sugerencias: http://blogs.ihes.com/formacion-ele/?p=304

  5. Totalmente de acuerdo, Xavi. La lectura es super importante — y también para aprender otros idiomas, sobre todo si quieres llegar a tener un nivel alto.

    El problema a veces es tener alumnos que no leen, y que nos les gusta leer, y que por lo tanto ven la lectura como "deberes", incluso peores que tener que hacer una redacción (¡que también odian!)

    La elección de un buen libro (si es posible, corto 😉 ) es vital, encontrar actividades que motiven, también, y sobre todo hablar de libro, que por lo tanto ha de tener temas y personajes que den de que hablar

  6. Para los estudiantes a los que no les gusta leer, podemos tener una colección de gran variedad de textos, que no tienen que ser necesariamente literarios: un reportaje sobre ciencia o historia, un fragmento de una guía de viajes, entrevistas, noticias, artículos de opinión, biografías, críticas de películas… Las revistas pueden ser una buena ayuda cuando estudiamos un idioma. Pero los estudiantes deberían leer diariamente fuera del aula.
    Pero, claro, también es vital que el profesor lea para que disponga de ese repertorio.
    En cuanto a libros, yo también soy partidario de obras breves. Novelas breves, cuentos, cómics, breves ensayos, obras de teatro…

    Y diría lo mismo en cuanto a los audios (textos también, al fin y al cabo).

  7. Yo estoy totalmente de acuerdo con desarrollar en los estudiantes la expresión escrita. porque casi siempre utilizamos la escritura como un instrumento para apoyar la parte oral, pero casi nunca la utlizamos para que el alumno cree. Una de las actividades que yo hago en mis clases es que mediante la lectura de una historia sin final, que llevo al aula, después de que esta ha sido analizada, pues ellos tienen que escribir el final de esa historia y luego hasta incluso la puden hasta dramatizar.

  8. Pues sí, Miroslava, esa puede funcionar muy bien.

    Otra parecida, cuando ya sabemos como acaba la historia, es escribir la precuela y/o la secuela — lo que ocurrió antes y/o después.

Deja un comentario