De espaldas a la pizarra

De espaldas a la pizarra

Piropo… ¡A Monique (guapísima), le costó muchísimo…!

Marta nos propone un juego para repasar el vocabulario

Se divide la clase en dos grupos. Entonces, un estudiante de uno de los grupos sale delante de la clase y se coloca de espaldas a la pizarra. El profesor escribe una palabra, que el estudiante no puede ver. Los otros estudiantes del equipo dan definiciones de la palabra hasta que el compañero la adivina. Cada equipo tiene 5 minutos para definir el máximo de palabras. Al final de las dos tandas, gana el equipo que haya conseguido adivinar más palabras.

Esta variante del clásico juego de las definiciones anima a los estudiantes a trabajar en equipo y favorece la interacción.

Para que todos los estudiantes hagan definiciones y salgan delante de la clase, se puede hacer que cada vez que adivinan una palabra salga un estudiante diferente.

El juego puede utilizarse para repasar el vocabulario de un tema concreto al final de la clase o unas clases más tarde, para refrescar el vocabulario de las últimas lecciones o como actividad de calentamiento o de relajación en una sesión de clase muy larga.

Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario