Presentarnos el primer día de clase, de la A a la Z

B de Bel

Be de Bel… (y de paso A de Amor de mi vida, dice Tom 😉 )

El otro día leí una presentación que me llamó mucho la atención: el autor había hecho una lista con las cosas que le gustan ordenadas alfabéticamente. De una forma tan sencilla estaba dando mucha información sobre la imagen que quería transmitir de sí mismo.

Esta actividad la podemos hacer con nuestros estudiantes el primer día de clase, como presentación.

Para estudiantes de niveles bajos, puede ser también una manera de repasar el alfabeto y la pronunciación.

Podemos plantearla de diferentes formas:

  1. Pueden elegir algunas letras y escribir entre una y tres cosas que les gustan para cada una de ellas o podemos animarles a que intenten encontrar al menos alguna cosa para cada letra. (Con letras como la eñe o la equis, podemos aceptar palabras que las contengan para que sea más fácil). Por supuesto, se aceptan nombres propios: ciudades, países, grupos de música… Así, también podemos trabajar cómo se pronuncian determinadas letras y palabras en español. Esta puede ser una actividad para manejar el diccionario también.
    Después el estudiante podría hacer una presentación del siguiente tipo (eligiendo las 5 letras más relevantes de su alfabeto): Mi abecedario es a de "azul", b de "Barcelona", c de "chocolate"…
    Se podrían colgar los alfabetos en la clase y les podemos animar a que les den una forma divertida o los ilustren con fotos (ver ejemplo, arriba) o con dibujos. (ver ejemplos, abajo)
  2. En un nivel más alto se les puede pedir que justifiquen sus palabras: Mi alfabeto contiene la k de "kiwi", porque el kiwi es mi fruta preferida y la erre de "Roma" porque Roma es la ciudad donde he nacido…
  3. Si pueden hablar más en español pueden intentar comparar sus listas y elegir solo una palabra con cada letra para formar el abecedario de la clase.
  4. Podemos repartir a cada estudiante unas tarjetas con algunas letras y sus palabras. Comparan con los compañeros sus tarjetas: Tengo una te de "Toledo" y una ese de "sopa"… Después pueden intentar cambiar las tarjetas que incluyen palabras con las que no se identifican por otras de sus compañeros: Te cambio la te de "Toledo" por la ge de "gatos"…

G de gato, T de Toledo

Ge de gatos, Te de Toledo, Be de bicicleta (y Be de Brahamontes, ¡claro!)

Es un modo divertido de presentarse a través de las palabras, perfecto para cualquier nivel, y en niveles bajos una manera de practicar el abecedario y la pronunciación.

Ver también esta actividad, para amantes de los gatos 😉 !

Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario