10 cómics para la clase de español

Dilbert

Uno que le gusta a Tom: Dilbert (fácil de importar a la pizarra digital y tapar el 95% del texto)

El mes que viene cumplimos 10 años y queremos compartir con todos vosotros 100 ideas (ya veremos si tenemos tantas, pero esa es la intención) para celebrarlo.

Vamos a empezar con cómics, con los 10 cómics que más me gusta llevar al aula.

Creo que en alguna ocasión ya he explicado que los cómics me parecen una de las mejores lecturas para aprender un idioma: hay cómics para todos los gustos; se cuenta con el apoyo de la imagen, lo que facilita la comprensión; hay poco texto, por lo que los estudiantes pueden hacer varias lecturas; el lenguaje está muy cerca al habla cotidiana normalmente, etc.

Así que aquí tenéis 10 sugerencias:

  1. MAFALDA de Quino. Junto con Calvin & Hobbes y Peanuts, Mafalda es una de las grandes tiras cómicas de toda la historia. Podemos, por supuesto, practicar el español, trabajar con los personajes y los estereotipos que representan, introducir un tema de discusión en clase a partir de una reflexión de Mafalda… ¡Genial!
  2. A riesgo de sonar repetitivo, insisto en recomendaros la obra de Quino, pero en este caso sus libros de tiras cómicas mudas. Son una herramienta perfecta para practicar la descripción y la narración.
  3. De forma parecida se puede utilizar un clásico del tebeo de humor español: 13, rue del Percebe de Ibánez. Las posibilidades de este tebeo son muchas. Por ejemplo, nos permite presentar el tema de la censura (leed la entrada de Wikipedia). ¿Qué más se os ocurre?
  4. Otra tira cómica con personajes entrañables llena de poesía y humor es Macanudo de Liniers. Si un día no sabéis cómo empezar una clase o necesitáis un pequeño paréntesis de 5 minutos, Macanudo es una buena opción.
  5. La traducción a veces es una buena opción. He usado Maus de Art Spiegelman con estudiantes de nivel alto y siempre ha sido un éxito. Aparte de discutir sobre la relación padre-hijo y de hablar sobre el holocausto, es interesante para repasar la gramática. El padre del protagonista, como inmigrante polaco, comete incorrecciones al hablar en inglés. En la traducción eso se ha trasladado a los errores más habituales de nuestros estudiantes: confusiones entre por y para, ser y estar, pasados… Llevar algunas páginas y dejar que los estudiantes encuentren los errores y los expliquen es un buen repaso de esas cuestiones de gramática.
  6. Una obra que siempre recomiendo a mis estudiantes es Paracuellos de Carlos Giménez. Para aquellos que están interesados en la historia es una lectura apasionante.
  7. También me gusta leer con ellos cómics de otros autores españoles contemporáneos como Alfonso Zapico o Paco Roca. De este último, por ejemplo, El invierno del dibujante es una manera de introducir a los estudiantes en la historia del tebeo español o una página de Memorias de un hombre en pijama como pequeña lectura diaria.
  8. ¿Quién no ha usado nunca una viñeta de Maitena en sus clases de español? Yo las he usado muchas veces para presentar diferentes estructuras y vocabulario: oraciones de relativo, verbos de sentimiento con subjuntivo, adjetivos de carácter, etc.
  9. Otro cómic traducido que he utilizado a veces en clase es Cutlass de Charlier y Giraud. El estilo de dibujo es, además, perfecto para animar a los estudiantes ha crear su propia historieta diseñando unos personajes sencillos con estilo palote.
  10. Por último, los cómics de Juanjo Sáez como El arte, conversaciones con mi madre o Arroz pasado (la traducción del catalán Arròs covat, del que hay serie de animación) o Yo, otro libro egocéntrico, ofrecen situaciones llenas de humor con las que pasar un buen rato en clase.

Por supuesto, la lista podría continuar. Pero lo ideal sería hacerlo con otros puntos de vista, así que… ¿Cuáles son vuestros cómics favoritos para la clase de español?

Ver también

Añadir a favoritos el permalink.

4 Comments

  1. Muy buena aportación. ¡Gracias!

  2. Me encanta la idea de que hagan los alumnos sus propias historietas, Xavi. ¿Quién sabe dibujar (y no hace falta que sepan todos, si trabajan en grupo) — es una de las preguntas que hago el primer día de clase.

    Otra: recomendarles que lean historietas fuera de clase. Recomendarles también el triangulo friki si estudian aquí en Barcelona (¡y que me saluden si me ven en Gigamesh o Kaburi 😉 !)

  3. Yo utilizo la caricatura de Gaturro del argentino Cristian Dzwonik, son muy graciosas y simples. Los estudiantes en nivel A1 y A2 se divierten y aprenden a la vez. Tendré presente las otras caricaturas para mis lecciones. Saludos!

  4. Gracias, Lorena.
    No conocía a Gaturro, así que un nuevo miembro a la lista.
    A los que os gustan los cómics de animales os recomiendo Get fuzzy de Darby Conley. ¡Genial!
    Si tenéis más recomendaciones, por favor, compartidlas con nosotros.

Deja un comentario