El juego de las citas

Si tienes una sesión de clase larga en un curso intensivo (4 horas) es probable que los estudiantes trabajen en parejas en varias ocasiones. Durante toda la jornada trabajarán con la misma pareja y es posible que en los días sucesivos también, ya que generalmente tienen tendencia a sentarse en los mismos sitios. Para evitar esto y conseguir que trabajen con personas diferentes cada vez y se vayan conociendo todos, te proponemos este juego. Además, es una forma de practicar las estructuras que se utilizan para quedar con alguien y las horas.

Reparte a cada estudiante una hoja con una cuadrícula (o pídeles que la dibujen, como en el ejemplo, arriba) que parezca la hoja de una agenda. Puede ser la de una semana o la de un solo día. En la agenda tienen que estar marcados las horas en las que quieres que tengan una cita los estudiantes.

Haz una lluvia de ideas con ellos para sacar las fórmulas que se utilizan para quedar con alguien ("¿Qué haces a las 17?", "¿Quedamos mañana?", "¿A qué hora?"…).

Entonces los estudiantes se levantan y quedan entre ellos. Tienen que tener una cita para cada hora marcada en la agenda y siempre con alguien diferente.

Una vez acabado el juego, sigues con la clase normalmente. Cuando quieras que trabajen en parejas dices: "Son las 17". Y los estudiantes tendrán que "acudir" a su cita de esa hora y trabajar con el estudiante con el que hubiesen quedado.

También se puede hacer como warmer.

Añadir a favoritos el permalink.

Un Comentario

  1. Para hacer parejas diferentes en la clase el otro día probé otra cosa que también resultó:
    repartí a los estudiantes tarjetas con nombres de miembros de parejas famosas (Romeo y Julieta, Don Quijote y Dulcinea, Cleopatra y Marco Antonio, Barbie y Ken…) y cuando quería que trabajasen con otra persona, les pedía que buscasen a su pareja.
    También funcionó muy bien con países y capitales.

Deja un comentario