¿Qué haces el primer día de clase?

Una actividad frecuente para el primer día de clase es pedir a los estudiantes que se hagan preguntas para que se conozcan. Esta actividad la podemos plantear de diferentes formas: pedir que averigüen todo lo posible sobre un compañero o dar unas pautas para que formulen determinadas preguntas que al mismo tiempo nos permitan saber cuáles son sus conocimientos del idioma.

Gracias a una compañera de la escuela, descubrí estas dos fantásticas ideas:

Tres informaciones
Después de hablar con otro estudiante, los estudiantes escriben en un papel tres informaciones que les han parecido interesantes sobre el compañero. La actividad se repite un par de veces con compañeros diferentes. Al final se le da al estudiante el papel con las informaciones que han escrito sobre él y comprueba si sus compañeros han comprendido correctamente todo lo que ha explicado. Es muy interesante ver, además, en qué se han fijado los demás.

Preguntas para el profe
El profesor pregunta qué quieren saber los estudiantes sobre él y anota las diferentes preguntas en la pizarra. En lugar de contestarlas, entrega a los estudiantes un texto que ha escrito previamente sobre sí mismo para que busquen las respuestas. Después, contesta las preguntas para las que no había información en el texto y pide a los estudiantes que escriban un texto de presentación similar al suyo.

¿Qué haces el primer día de clase? Explícanoslo…

Añadir a favoritos el permalink.

13 Comments

  1. Yo siempre les pido que escriban sus nombres en un folio (¡reciclado!), con rotulador de pizarra (¡para que se vea!), para ayudar a todo el mundh a aprender los nombres.

    Les pido también que dibujen algo (a menudo o flor o cerdito). De esa manera me entero de quién sabe más o menos dibujar. Si luego pones uno/a que sepa en cada grupo, se puede sacar partido en muchas actividades creativas.

  2. Actividad para pizarra digital: Todos los participantes (alumnos y profe) escriben su nombre en la pizarra en forma de crucigrama, eligiendo tipo de letra, color… Al final sale una imagen que se puede enviar a todos y sirve de métafora del comienzo del grupo que se forma.

  3. A mi una dinámica que me encanta para el primer día de clase es la de pedir a cada alumno que se dibuje en un papel, sin poner el nombre. Recogerlas y repartirlas alehatoriamente entre los alumnos e intentar que reconozcan a la persona que se ha dibujado, e ir propiciando las presentaciones y rompiendo el hielo.

  4. Me encanta esa idea, Elena (y perdona lo mucho que hemos tardado en "aprobar" tu comentario).

    También diver: dibujarte como Mr Men — a ti mismo o a tu compañero ;-)!

  5. En mi caso si es la primera vez que entro al grupo y ya ellos poseen cierto nivel de competencia comunicativa el cual yo desconozco pues les pido que hablen sobre sus compañeros haciendo alusión a su nombre, edad, gustos y preferecias. pero si es el primer día de clases para todos pues utilizo una técnica donde todos nos sentamos en un círculo y comenzando por mi persona decimos nuestros nombres. Lo interesante de la técnica es que cada vez que un estudiante dice su nombre debe también de decir el nombre del resto de los estudiantes que se presentaron anteriormente.

  6. Sí. super importante comenzar desde el primer momento aprender y usar los nombres, Miroslava.

    Si lo haces como dices, el profe lo tiene demasiado fácil, creo ;-). Así que cuando llegue al final del círculo, o sea al último, que el profe repita todos. Luego parece que el primero estudiante lo tuvo fácil, ¿verdad? Pues que se repita, pero en la dirección opuesta.

    "Yo soy Tom y me gusta el arte urbano" es otra manera de hacerlo, quizás con un primero ronda sin tener que repetir nada. Pistas en la pizarra (como el inicial) también ayudan (y luego se pueden ir borrando…)

    Pero algo tonto, pero es — como digo — super importante.

  7. Otra posibilidad:
    Si es el primer día de clase, pide a los estudiantes que se presenten diciendo su nombre y añadiendo alguna información sobre ellos (en función del nivel puede ser la nacionalidad, la profesión, por qué estudian español, algo que les gusta hacer en su tiempo libre, etc.). El profesor recoge las informaciones de forma desordenada en la pizarra. Al final de la clase se leen nuevamente las informaciones y los estudiantes tienen que decir a quién corresponde cada información.
    En próximas entradas, más ideas para la primera clase.
    Suscribíos al blog si no os las queréis perder.

  8. Otra, si tienen cierta nivel y se conocen:

    Que escriban tres cosas que "nadie" sabe sobre sus gustos, qué han hecho durante el verano/fin de semana, etcétera, una falsa, las otras dos verdaderas; recoger todos los papeles; examinarlas todas; e intentar "ajudicarlos".

    ¿Quén será el "Fan de Julio Iglesias"?

  9. Tom, lo que me dices que el profesor repita todos los nombres se puede hacer, pero el objtivo que tiene la actividad es precisasmente que todos los estudiantes el primer dia se conozcan por su nombre e interanctúen entre ellos. En el caso del profesor como es el que conduce el proceso pues todo el tiempo va a estar interactuando con el estudiante y se lo va aprender.
    Otra de las cosas que hago en el aula cuando no conozco a mis estudiantes como me está ocurriendo en estos días, es que ellos escriban en una hoja de papel doblada a la mitad sus nombres con letras grandes y lo pongan arriba de la mesa como si fuese un portaretrato y así de esta manera cuando me dirigo a ellos les digo su nombre, sin necesidad de decir: usted por favor. De tomas manera tus ideas me parecen buenas.
    Yo soy profesora Licenciada en educación en la especialidad de lengua inglesa, pero ahora estoy incursionando en la enseñanza de español para no hispanohablantes en mi país Cuba.

  10. Hola Xavi. La técnica que utilizas, la hago también, pero no precisamente el primer día, sino cuando los estudiantes están aprendiendo a describir. Me encanta hacerla y ellos se divierten muchísimo. Solo que cuando la pongo en práctica, no hago que ellos escriban, sino que describan oralmente a un compañero de su aula, para que el resto adivine de quien se trata.

  11. Lo del papel doblado que nos comenta Miroslava es un clásico que funciona de maravilla. Yo siempre les pido que dibujen algo (para saber quién dibuja bien… 😉 y luego los recojo.

    En la sala de profes luego intento recordar sus caras y al día siguiente, en la próxima clase intento repartirlos correctamente. ¿Recuerdo todos sus nombres?

    Si tienes grupos pequeños no es quizás tan importante, pero si tienes 20, 25 — o si tienes 5 o 6 grupos diferentes cada semena — ayuda.

  12. Otra también de las formas que tengo para comenzar el primer día de clases es, que sí ya ellos se conocen porque vienen juntos desde otros cursos, pues entonces les digo que cada uno presente al compañero que tiene al lado, diciendo quizás su nombre, edad y sus gustos y esa manera además de ser dinámica es muy divertida, porque los estudiantes comienzan a decir cosas de sus compañeros que muchas veces suelen ser divertidas y ni ellos mismos se lo esperan.

Deja un comentario