Tarea de microrrelatos para fans de Cortázar

rayuela2-14
Un ejemplo…

En el aeropuerto. Me pregunto ¿encontraré a @lejandra?

El principio (¿o el final…?) de la historia

En el blog hemos propuesto varias actividades relacionadas con los microrrelatos.

Aprovechando que este año se celebra el centenario del nacimiento de Julio Cortázar, os proponemos esta actividad (para niveles B2 y superior), inspirada en su obra capital: Rayuela.

Después de leer algún fragmento de la novela y de explicar a los estudiantes las diferentes formas posibles de leerla, vamos a pedirles que en grupos de 3 o 4 personas, escriban una micro Rayuela; es decir, una historia que se pueda leer de dos maneras distintas y, aun así, tenga sentido.

En los grupos se decide el argumento de la obra y cuáles van a ser los posibles órdenes de lectura. Después, de forma individual — pero colaborativa — cada una escribe un fragmento (o fragmentos) de la historia.

Finalmente, colgamos los fragmentos en las paredes de la clase, para que todos los equipos puedan leer las diferentes historias (pero os recomendamos también documentos compartidos en Google Drive para todas las tareas de expresión escrita).

Quizás les puede ayudar un ejemplo… Os proponemos éste con continuación de nuestra historia de @lejandra:

La conocí en Twitter, donde cuelga lo que pinta. Luego, cansado de seguirla sin encontrarla nunca, he venido una semana a #barcelona para buscarla. @lejandra me va dejando pistas, también en Twitter: por qué barrios anda, qué ha pintado…

Yo le contesto por Twitter… con foto si encuentro la pared donde ha pintado; o sin, si no encuentro nada, que es casi siempre.

Parece difícil, pero salen cosas muy interesantes y el resultado quizás no importa tanto como el debate que todo el proceso puede generar (cómo hacerlo, cómo mejorar el primer borrador, si la historia y sus diferentes lecturas "funcionan"…)

Mi respuesta es obvia...

Por delante, todo un futuro…

El final (¿o el principio…?) de la historia

¿Nuestro historia "funciona" de dos maneras diferentes…?

Animaos a probarlo con vuestras clases y contarnos vuestra experiencia.

Añadir a favoritos el permalink.

Un Comentario

  1. Otra posibilidad: ilustrar de alguna manera historia, como hicimos para esta entrada (es decir, de cualquier manera, ¡excepto robando las imágenes de Google!).

    No importa la calidad "artístico" de las ilustraciones. Lo interesante es acordar quién, cómo, vamos a ilustrarla…

Deja un comentario