3 cosas que pregunto el primer día de clase

Sistema palitos

Sistema palitos para averiguar rápidamente qué herramientas pueden funcionar sin que yo tenga que hacer de soporte técnico

Cuando me encuentro por primera vez con un grupo nuevo, entre otras cosas hay tres que siempre me gusta averiguar: (1) ¿qué uso hacen de la tecnología?; (2) ¿quién "sabe" de tecnología?; y (3) ¿quién sabe dibujar?

(1) ¿Qué uso hacen mis alumnos de la tecnología?
Hay maneras sofisticadas de recoger información pero siempre elijo la opción fácil si hay, en este caso una hoja de papel reciclado y sistema "palitos". En el papel, los alumnos me indican qué herramientas utilizan y qué opinan sobre el uso de la tecnología, como podéis ver arriba.

¿Qué información me da?

  • Son usuarios — y por lo tanto puedo pedirles que usen la tecnología
  • Tienen Internet en casa — y por lo tanto puedo pedirles que hagan cosas fuera de las horas de clase
  • Tienen móviles — y por lo tanto voy a aprovecharlos (y no, no me preocupa que solo 11 de 12 tienen)
  • Descartaré Twitter, pero (más adelante) veremos si los 2 que no tienen cuentas de Gmail pueden abrir una, para aprovechar las posibilidades de Google Drive
  • Son todos usuarios de Facebook y por lo tanto creo que funcionará un grupo de Edmodo o una comunidad privada de Google+ con ellos (pero sigo diciendo Facebook, no gracias 😉 !)

Más adelante, quizás después de un par de semanas, cuando como grupo nos conozcamos mejor, cuando ya haya confianza, propondré una herramienta y comenzaremos a trabajar con ella y, quién sabe, si resulta que es uno de esos grupos donde hay ese feeling especial, quizás haremos un grupo de WhatsApp.

Pero eso sí, primero cuidemos la parte social, la buena dinámica de grupo, antes de digitalizarnos.

Ver también (2), abajo, para saber quién va a gestionar los grupos "tecnológicos".

Herramientas para crear encuestas
Si utilizáis un grupo de Edmodo, tenéis una herramienta excelente para las cosas así, las encuestas:

Encuesta de Edmodo

Encuesta de Edmodo, para recoger feedback de los alumnos

Los formularios de Google Drive también son increíbles, y muy fáciles de crear, para las encuestas.

 

(2) ¿Quién "sabe" de tecnología?

Como profesor de español, en clase estoy de soporte lingüístico, no de soporte técnico

Me gusta averiguar quién sabe de TICs porque luego a la hora de crear grupos para cualquier actividad que implicará usar la tecnología, conviene tener uno que "sabe" en cada grupo: de esa manera cuando necesitan "soporte técnico" para realizar cualquier tarea, no acuden primero a su profesor/a, sino a un compañero de grupo. Y no solamente que "sepa" sino que también gestione, que recoja por ejemplo los emails y que gestione los documentos de Google Drive.

Como profesor de español, en clase yo estoy de soporte lingüístico, no de soporte técnico, y si sé que saben — al menos algunos — de TICs, voy a aprovecharlo; si resulta que tienen que explicar a sus compañeros cómo crear y compartir, por ejemplo, un documento de Google Drive, me alegro: ¿hay acaso tarea más "real" que ésa?

Averiguar quién sabe cuánto es fácil: les pido a los alumnos que se pongan de pie y que se coloquen en línea, desde el que menos sabe al que más, en el orden exacto, haciéndome pasar por uno que más bien no sabe, y colocándome yo también donde corresponda:

Pies

Del 1 (los que –dicen– no saben nada) al 5 (los que manejan las TICs con facilidad)

Lógicamente, para hacerlo necesitan hablar con sus compañeros de clase, con lo cual también es una buena actividad para romper el hielo.

(3) ¿Quién sabe (más o menos) dibujar?
A la hora de crear grupos para cualquier actividad, pongo por lo tanto uno que se defiende con las TICs. Pero me gusta también tener otro que le gusta dibujar, porque de esa manera alguien en cada grupo puede ilustrar el trabajo que hagan juntos sin recurrir al pillaje en Google Images.

No hace falta que todo el mundo sepa dibujar: hace falta tener uno que esté dispuesto a hacerlo y que los demás le expliquen qué ilustraciones necesitan.

Averiguar quién sabe dibujar es fácil: os propongo una actividad divertida que vimos el año pasado para hacerlo. Dará como resultado cosas así:

3 personajes historicos

Gente famosa, dibujado por mis alumnos  ¿Reconoces quiénes son?

Ver también: ¿Qué haces el primer día de clase?

La historia de una casa

Hace unos días vi una noticia en televisión acerca de la casa más antigua del distrito de Gracia, en el barrio de Vallcarca. Está previsto que este edificio de 1790 sea derruido para cumplir un plan urbanístico que afecta a la zona. La noticia me interesó por diferentes motivos. En primer lugar, por una cuestión sentimental: al ser hijo de Vallcarca, he pasado por delante infinidad de veces y me entristece que vayan a derribarla, porque además me parece muy bonita. Y por otro lado me hizo pensar en que una noticia como esta se podría  usar para la clase de español para imaginar cómo ha ido cambiando la vida de la casa con las generaciones…

  • ¿Cómo era Vallcarca en 1790? ¿Quiénes eran las personas que hicieron construir la casa? ¿Qué había en la casa? ¿Qué hacían cada día?
  • ¿Qué pasó en Barcelona en esos años?
  • ¿Y en 1890? ¿Cómo había cambiado la ciudad? ¿Cómo imaginan a la familia que vivía en la casa? ¿Qué había pasado en esos 100 años?
  • ¿Y 50 años después? ¿Quién vivía en la casa en 1940? ¿Cómo era la vida en Barcelona entonces?
  • ¿Y justo antes de los Juegos Olímpicos en 1990?

Por supuesto, esta actividad se puede hacer con cualquier edificio y no solamente con esta casa. Podemos dividir a los estudiantes en parejas o pequeños grupos y asignarles una época y pedirles que investiguen un poco y busquen información sobre la época, etc. y después imaginen unos personajes y su vida.

Y si elegimos un rincón de la casa e imaginamos diferentes escenas que se han vivido allí, como hace Richard McGuire en su excelente cómic Here.

Antes o después
Si estáis en Barcelona, antes o después, podéis visitar juntos la exposición sobre la fotografía en la ciudad que hay en el Palau de la Virreina.

Viaje por los acentos de España

En una entrada anterior os proponíamos un test que ha publicado El País para reconocer acentos de los diferentes países donde se habla español. Esta semana os proponemos la misma actividad pero con acentos de las diferentes provincias españolas.

Lo más interesante no son tanto los acentos –que en algunos casos pueden ser difíciles de identificar, especialmente para nuestros estudiantes– como las diferentes palabras o expresiones que explican las personas que salen en los vídeos. Es una magnífica manera de poner en contacto a los estudiantes con la variación lingüística.

Además de intentar hacer el test, especialmente para que puedan identificar hablantes del norte o del sur, por ejemplo, podemos explotar este recurso y las provincias españolas en general de muchas otras formas:

  • Les damos una palabra (con un ejemplo o con opciones) y pueden intentar adivinar el significado. Después ven el vídeo y comprueban la respuesta correcta.
  • Por parejas, tienen que intentar colocar algunas provincias en un mapa mudo siguiendo las indicaciones del compañero y practicar estructuras como: ¿Dónde está Salamanca?, Está al lado de…, encima de…
  • Cada estudiante prepara una pequeña presentación sobre una provincia española para sus compañeros: el clima, el paisaje, los monumentos principales, actividades recomendadas, platos típicos, costumbres y tradiciones, personalidades importantes…
  • ¿Y un viaje por España? En las jugueterías podéis encontrar juegos de mesa que se basan en esto, pero si no tenéis ninguno a mano, podéis preparar uno con vuestros estudiantes. Lo más divertido será ponerse de acuerdo en las reglas del juego.

¿Alguna idea más?

Concurso de relatos para el día de Sant Jordi

112 ovejas, 113 ovejas...

A las 4 de la madrugada hace ya horas que da vueltas en la cama, incapaz de dormirse…

¿Quieres hacer alguna actividad literaria para celebrar con tus estudiantes el día del libro?

¿Por qué no les animas a participar en el concurso que ha organizado el periódico La Vanguardia con el escritor catalán Quim Monzó?

Se trata de terminar el relato empezado por Monzó en un máximo de 250 palabras. Por supuesto, hay premio (un ordenador). Pero eso no es lo más importante…

Después de leer y trabajar el texto de Monzó pueden escribir su propio final. O podéis escribir uno entre toda la clase, de forma colaborativa, como ya os hemos propuesto en otras ocasiones.

O podéis hacer de jurado y leer algunas de las propuestas que han enviado los lectores del periódico y elegir la que creéis que debe ganar.

Se puede participar hasta el día 12. ¡Suerte!

Trabajemos la riqueza dialectal del español con los estudiantes

Estos días se ha celebrado el VII Congreso Internacional de la Lengua Española en San Juan de Puerto Rico, donde se han reunido personalidades de todo el mundo hispanohablante.

Este tipo de acontecimientos nos puede ser muy útil para hacer a nuestros estudiantes tomar conciencia de la diversidad de modos de hablar español e introducir en el aula la variedad de acentos, léxica, etc.

Los manuales, los exámenes, etc. son cada vez más sensibles a la riqueza dialectal del español y con más frecuencia la encontramos en las audiciones, en la procedencia de los textos, etc. Así que no está de más trabajarlo un poco con los estudiantes.

Con motivo del congreso, el periódico El País ha publicado un simpático juego que nos puede ser muy útil, especialmente con niveles altos. Consiste en escuchar a veinte personas que explican un término característico del habla de su país e intentar reconocer su procedencia de entre cuatro opciones que se proponen.

Las palabras que describen pueden ser una pista, especialmente para aquellos estudiantes que hayan vivido en diferentes países hispanohablantes. Pero lo más importante no es resolver bien el cuestionario, sino tomar conciencia de la variedad dialectal del español. De hecho, en clase me parece que lo mejor es poner audios identificados de cuatro hablantes de países distintos y luego el del test de El País y que, después de oír el modelo, los estudiantes intenten identificar el acento.

Otros recursos con los que trabajar las diferencias dialectales que nos gustan mucho:

El catálogo de voces hispánicas del Centro Virtual Cervantes, que nos ofrece un material excelente para trabajar la comprensión auditiva en niveles altos.

Y la dialectoteca del español de la Universidad de Iowa.

Con un poco de imaginación seguro que encontráis muchas formas de explotar estas páginas en clase. Yo las uso con frecuencia y os garantizo que son un material excelente.